Alto voltaje y contaminación: Bitcoin consume más energía que toda la Argentina

Escribe: Julio César Nieto

Si el bitcoin fuera un país, consumiría más electricidad al año que nuestro país, según un análisis del Centro de Finanzas Alternativas de la Universidad de Cambridge (CCAF, por sus siglas en inglés).

Al hacer una comparación en el consumo de energía por países, el documento muestra que “la red Bitcoin consume 121,36 TWh mientras que consumo de la Argentina es de 121 TWh, ubicándose en el puesto 31° del ranking mundial de utilización de la energía”, un escalafón que es liderado por China con 5.564 TWh y los Estados Unidos con 3.902 Twh.

El proceso de “minar” la criptomoneda -utilizando gigantescos servidores que no cesan de trabajar- consume cada vez más energía.

Durante 2018, la potencia informática necesaria para resolver un rompecabezas de Bitcoin aumentó más de 4 veces hasta octubre y, en consecuencia, aumentó el consumo de electricidad. Las especulaciones sobre la fuente de combustible de la red Bitcoin han sugerido, entre otras cosas, carbón chino, energía geotérmica islandesa y subsidios venezolanos. 

Índice comparativo de países consumidores de energía equivalentes a BTC.

Contaminación

En el caso del Bitcoin, un estudio de 2019 publicado en la revista “Joule” estima que la criptomoneda genera aproximadamente 22 megatones de dióxido de carbono por año. Equivalente al mismo CO2 que ciudades como Las Vegas, Caracas o Lima.

Para mantener el calentamiento global por debajo de 2 ° C, como se acordó internacionalmente en la COP21 de París, las emisiones netas de carbono cero durante la segunda mitad del siglo podrían ser cruciales. 

Según el Índice de consumo de energía del bitcoin de Digiconomist (sitio especializado en criptomonedas), reflejó, por ejemplo, que Bitcoin ya consume más energía que Argentina.

En una entrevista con The New York Times, Bill Gates aseguró que el bitcoin “utiliza más electricidad por transacción que cualquier otro método conocido por la humanidad”.

Además, el magnate, agregó: “No es una gran cosa climática”. Los estudios señalan que las emisiones anuales de carbono de la electricidad generada para extraer y procesar la criptomoneda son iguales a la cantidad emitida por Nueva Zelanda o Argentina.

El tema salió al debate luego de que semanas atrás, el excéntrico millonario tecnológico Elon Musk, reportara la compra de US$1.500 millones en Bitcoin, disparando el precio de la divisa y encendiendo críticas de varias ONG ambientalistas por la contaminación que genera.

La minería del siglo XXI

Las máquinas dedicadas a “minar” o extraer bitcoins, son ordenadores especializados que se conectan a la red de criptomonedas. Los computadores trabajan casi día y noche para completar los rompecabezas, por eso el consumo eléctrico es muy alto.

Para aumentar las ganancias, los mineros conectan una gran cantidad de computadores, con el objetivo de aumentar sus posibilidades de conseguir bitcoin. Los mineros reciben pequeñas cantidades de BTC en lo que a menudo se compara con un boleto de lotería.

En la Argentina, existe una granja de minería en Ushuaia de la empresa Bit Patagonia. Es un galpón con mineros supervisado por empleados. Para minar 14 Bitcoins, esta granja consume 1.600 kilovatios, la electricidad que consumen unas 15 manzanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat