Argentina y un socio polémico: No es solo un cuento chino

Escribe: Julio César Nieto

Desde que una investigación comprobó que el sistema sanitario de Wuhan ya estaba a punto de colapsar meses antes de que se conociera la nueva cepa del COVID-19, la imagen de China en el mundo se desplomó como castillo de naipes.

Un sondeo de “Pew Research” sobre 14 países señala el desprestigio del gigante asiático, lo que llevó al presidente Xi Jinping como al secretario general del Partido Comunista Chino (PCC) mover sus piezas y estrategias globales hacia América Latina.

Fuente: Pew Research Center.

Desde Vaca Muerta o la base de observación militar en Neuquén, hasta hidrovías, cerealeras o el paraestatal 5G de Huawei, el régimen de Xi Jinping se siente cada vez más en la Argentina.

El mapa que sedujo a Xi Jinping en América Latina, no es solo un mercado de más de 600 millones de habitantes, sino sus infinitos recursos en minerales (que ya explota en Venezuela, Ecuador y Bolivia), donde el gigante asiático ve una oportunidad de acelerar sus planes en la región.

La Argentina está en el radar y los movimientos de Alberto Fernández son seguidos con precisión de GPS por la omnipresente diplomacia china, a tal punto que las promesas de negocios parecen multiplicarse.

China mira con buenos ojos la promesa de Vaca Muerta.

Vaca Muerta e hidrovías

En Vaca Muerta, la empresa de energía PowerChina avanza en un proyecto para invertir más de u$s1.000 millones en un ferrocarril que trasladaría petróleo y gas hasta la ciudad portuaria de Bahía Blanca.

Otro caso es la reconstrucción de la Hidrovía del río Paraná para el comercio mundial de granos. Shanghai Dredging, una subsidiaria de la China, amenaza con meterse en el negocio de hidrovía, lo que despertó una cierta escala de tensión con Estados Unidos.

En cereales, según la Bolsa de Comercio de Rosario, cinco países compran la mitad de los granos de Argentina. Brasil, Vietnam, Argelia, China y Egipto. En soja, por ejemplo, China demandó el 96% del poroto que despachó Argentina (3.264.038 toneladas), intensificándose en relación al año anterior, cuando absorbía un 87% del total de embarques nacionales.

China amenaza con meterse en el negocio de hidrovía.

Proyectos polémicos

Los otros dos proyectos son los de más polémica. El tendido de la empresa Huawei de su propia red 5G en América Latina se vio sacudida por embestida de Estados Unidos cuando en un comunicado la embajada norteamericana advirtió que la tecnología china de 5G podría vulnerar las libertades civiles y la privacidad.

Por último, la misteriosa base china que aprobó la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner antes de la asunción de Macri en 2015 en la provincia de Neuquén, hizo que la prensa internacional hable de una “caja negra” en la Patagonia y el temor a espionaje y a ejercicios militares; poniendo en jaque la soberanía nacional y el peligro del poderoso ejército asiático en territorio nacional.

Las dudas y los cuestionamientos persisten sobre la misteriosa base china en la Patagonia.

La Argentina acumula décadas de buena relación con China, no sólo en lo político, también lo económico, desde lo empresario hasta lo financiero (Swap de u$s18.600 millones).

Hoy es China el principal socio comercial de la Argentina. Un país severo, donde no sólo sostiene una crisis política y económica con los Estados Unidos, sino también con 18 naciones vecinas.

Y donde su incumplimiento aceleraría cualquier proceso fuera de la diplomacia, en un régimen con aspiraciones imperialistas y donde Latam es su última esperanza tras la condena de los países desarrollados.

Fotos: Infobae, Ámbito

Facebooktwitterlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat