Así no hay bolsillo que aguante: La inflación de agosto fue de 7% y la interanual trepó a 78,5%

En la tarde de este miércoles fue informada la inflación de agosto que alcanzó otra cifra mensual que abruma ya que alcanzó el 7%. Este porcentaje fue impulsado por alzas de 7,1% en alimentos, 9,9% en indumentaria y 6,8% en transporte, según reportó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

Con esta cifra del 7%, en los primeros ocho meses de 2022, el Indice de Precios al Consumidor (IPC) acumuló un incremento de 56,4% y si se compara con agosto del año pasado la variación trepó a 78,5%.

Con este resultado y el impacto que genera desde septiembre la quita de subsidios energéticos se validan las proyecciones privadas que estiman que la inflación de este año será del orden de 100%.

En este difícil contexto el presidente, Alberto Fernández, admitió hoy que a su gobierno le “está costando mucho” combatir la inflación.

Lo cierto es que el gobierno esperaba un dato inferior al 6,5% para alentar la idea de una desaceleración. Pero, con este diagnóstico se espera que en las próximas horas el gobierno adopte medidas para buscar atenuar la suba de precios y los analistas creen que en la reunión de Directorio del Banco Central que se celebrará mañana se decidirá una nueva suba de la tasa de interés.

Este incremento impactará en la tasa que actualmente paga por Leliq aumentado el déficit cuasifiscal.

Durante agosto el precio de los alimentos que revela el INDEC aumentó 7,1%, con aumentos muy fuertes en panificados, aceite, frutas y verduras, lácteos, huevos y azúcar. A partir de los acuerdos con la industria frigorífica el precio de la carne se mantuvo estable, lo cual sirvió como compensación al alza generalizada.

En la comparación interanual los alimentos aumentaron 80%, o sea 1,5 puntos por encima de la variación general del IPC.

La indumentaria volvió a mostrar la variación más fuerte al trepar a 9,9% en el mes y alcanzar el 110% en un año. El comportamiento de la ropa y el calzado no encuentra freno y acumula varios meses de aumentos sostenidos.

Por incrementos en las tarifas, el rubro transporte observó un avance de 6,8%, situación que impactó de pleno en los bolsillos de los consumidores.

Los gastos de mantención de la vivienda (servicios y alquileres) tuvieron una variación de 5,5% en el mes, mientras que el equipamiento mostró un alza de 8,4%.

En la salud por los incrementos en prepagas y medicamentos la suba fue de 5,7%, porcentaje que se acelerará en los próximos meses dado que las empresas de medicina privada ya anunciaron una actualización en sus cuotas.

Por su parte, educación registró un alza de 5%, al igual que recreación y cultura que sostiene subas mensuales a partir de la recuperación del turismo. Al unísono y por este efecto, restaurants y hoteles observó una suba de 6,7%.

En tanto, la suba de los servicios de telefonía provocaron un salto de 4% en el rubro comunicación.

Fuente: Noticias Argentinas

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.