Beneficios del té verde

Una vieja leyenda china dice que la elaboración de té empezó hace 5,000 años cuando un emperador se dio cuenta de la fragancia tentadora que flotaba en el aire proveniente de un contenedor de agua hirviendo en el cual habían caído hojas. Incapaz de resistirse a probar la bebida, su sabor encantador instigó tal pasión nacional que durante la Dinastía Teng del 618-907 D.C., el té blanco era un elemento básico del hogar, que se compraba en ladrillos y suelo en un mortero, los monjes japoneses que visitaban China se llevaban hojas de té de regreso a casa, inspirando el concepto del té ceremonial y se infundió a sí mismo en la cultura japonesa. El ritual del té a las 4 se convirtió en una institución en el siglo XVII en Inglaterra.

Hoy, el té es la esencia de todas las cosas refinadas, encarnando la energía renovada, buena conversación y un sentido de bienestar en una sociedad civilizada. No sólo simbolizaba estatus en las culturas chinas antiguas, fue – y tal vez lo es – el tónico para cualquier enfermedad.

Beneficios Para la Salud del Té Verde

Una excelente fuente de antioxidantes y alcaloides, el té verde está cargado con vitaminas A, D, E, C, B, B5, H y K, manganeso y otros minerales benéficos como el zinc, cromo y selenio. Las hojas de té frescas son inusualmente abundantes en poderosos antioxidantes, los cuales combaten el daño causado por los radicales libres, llamados polifenoles (esencialmente una serie de químicos llamados catequinas) que pueden constituir hasta un 30 por ciento del peso de las hojas secas, así que cada taza es realmente una tintura de polifenoles de té que dan vida.

Los investigadores dicen que el galato de epigalocatequina (EGCG, por sus siglas en inglés) es la catequina más poderosa que se encuentra en el té verde, proveyendo de 20 a 35 mg en una sola taza. En un estudio, los científicos afirmaron que el EGCG es de 25 a 100 veces más potente que las vitaminas C y E. Otros reportaron que una taza ofrece efectos antioxidantes más grandes que una porción de brócoli, espinaca, zanahorias o fresas.
Asegúrate de saber de dónde viene su té exactamente, porque podría contener niveles elevados de fluoruro, plomo y aluminio.

Hoy, el té es la esencia de todas las cosas refinadas, encarnando la energía renovada, buena conversación y un sentido de bienestar en una sociedad civilizada. No sólo simbolizaba estatus en las culturas chinas antiguas, fue – y tal vez lo es – el tónico para cualquier enfermedad.

Estudios Hechos Sobre el Té Verde

La “taza de la salud” es usada para obtener claridad mental y prevenir cualquier enfermedad del cuerpo, incluyendo la diabetes, ataques, enfermedades del corazón y cáncer.
En un estudio examinando los efectos del té verde o de los componentes del té verde en la prevención y progresión de las células cancerígenas de ovario, los científicos descubrieron “asociaciones significativas” entre el consumo del té verde y el descenso de incidentes de cáncer de ovarios, así como una prognosis más positiva debido al potencial del té verde de generar efectos de cisplatino, un agente quimioterapéutico.1 Otro estudio reportó su potencial para proteger contra el cáncer de mama.2
Científicos reportan que las propiedades conocidas del té verde quimiopreventivas y quimioterapéuticas son las que están incitando que se hagan más estudios, debido a la evidencia sobre los posibles efectos biopreventivos, causados por los polifenoles de té, en células cancerosas en humanos.3
Un estudio muy interesante enseñó la conexión entre el consumo de té verde y el mejoramiento en la disfunción de la vejiga debido a deficiencias hormonales en las mujeres post-menopáusicas.4 La investigación le atribuyó esto al contenido de catequina, con sus fuertes propiedades anti-inflamatorias y anti-oxidantes.

Datos Curiosos del Té Verde

Los impuestos iniciaron la primera guerra del té inglesa en 1689. De hecho, los impuestos exagerados al té eran tan altos que casi pararon las ventas por completo. El impuesto por la hoja de té eventualmente decreció lo suficiente en 1692 para que todos pudieran costearlo, pero no fue hasta 1962 que las cargas impositivas fueron finalmente abolidas.

Fuente: alimentossaludables.mercola.com

Facebooktwitterlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat