Carta abierta al COE Regional: ¡Dejen de meter miedo!

Escribe: Miguel Andreis

Señores, con el respeto que se merecen en su actividad, debo sincerarme y expresarle públicamente que sus acciones ya sobrepasaron mi nivel de tolerancia e, intuyo, que no debe ser el único ciudadano en tal situación.

Quisiera agradecerles lo que ustedes indican como su premisa principal, que es cuidar la salud de la ciudadanía frente a esta pandemia. No me sale. Ignoro cómo se constituyó la misma, el COE (Centro de Operaciones de Emergencia) no obstante, y observando sus decisiones, se me plantean algunas dudas en cuanto a las definiciones tomadas en estos cuatro meses.

No pocas me parecieron desatinadas y hasta contradictorias. Ustedes deben suponer que todo lo impuesto a la población responde a medidas de protección escritas en un PROTOCOLO. No lo veo de la misma manera. Sincerémonos, en Villa María hubo una gran parte de la población que no guardó ningún tipo de recaudo en lo que hace al protocolo de la cuarentena. 

Barrios completos que no es necesario estigmatizar, pero que conocemos, que no hicieron el distanciamiento social; que no usaron barbijos; que salían a cualquier hora y una serie de ítems más. No tuvieron enfermos.

Esto no implica que desconozca que estamos frente a una pandemia, que en algunos casos- pocos si comparamos la densidad demográfica- puede llegar a ser mortal. En su mayoría con enfermedades pre- existentes, o gente de avanzada edad. El porcentaje de letalidad es bajo.

Entiendo que algunos corren más riesgos que otros.

¿No se exacerbó el mecanismo de protección? 

Aquí, en nuestra ciudad, las variantes se diversifican y, ustedes deberían saberlo -vislumbro que lo saben-, esos sectores populosos, donde en una pieza viven cinco o seis personas, aunque quieran no pueden hacer el distanciamiento, porque el hacinamiento es producto de la pobreza, del olvido de los gobernantes.

Sin embargo, las medidas que implementó el COE, ayudado por las fuerzas del orden, se encargaron de que se cumplieran, en casos, casi coercitivamente, con más fuerza en la zona céntrica en su absoluta mayoría.

Desde los incompresibles callejones para que transitaran las ambulancias imaginarias, cargados de potenciales comatosos, que llegaban de otras localidades, pero que afortunadamente nunca arribaron, eso, hasta el condenar al cierre de puertas de no pocos negocios, comercios, debido a la no circulación de gente.

 El horario y sus variantes

Pregunto: ¿Han tenido en cuenta una cuestión cultural sobre los horarios comerciales? Lo real y que han impuesto con mucha efectividad, es el MIEDO. El hastío. El pánico. El encierro termina siendo mucho, pero mucho peor que un virus, que en nuestra ciudad y, por fortuna, no ha tenido muertos.

Les aclaro que ya van 8 suicidios en estos tiempos de reclusiones. Si existe una relación directa o no, científicamente no lo podría afirmar.  Ustedes tampoco. Han hecho gala de una lamentable imposición de contextos. Esto de informar cada noche sobre los contagiados o los llamados positivos, quizás, así lo entiendo, forma parte de una estrategia comunicacional que baja desde el mismo Gobierno central.

No hablemos de los vericuetos y artilugios en los que cayeron para tapar o desinflar lo del Intendente Martín Gill.  Ignoro quién formó este COE, seguramente que han buscado a toda gente de bien, ahora, si son los que tienen mayor conocimiento y criterio, lo dudo. No es una cuestión personal, sino una situación de estado. Por eso mismo se vuelve más preocupante.

Que las camas; que los respiradores, que las medidas de seguridad; los tantos prohibidos con que amedrentaron y lo siguen haciendo… Seguramente que muchas medidas y sugerencias, como el uso del barbijo, el lavarse las manos, el distanciamiento, son todas necesarias, sin embargo, me gustaría que me explicaran como aquellos que NO cumplieron con ninguna de sus premisas, no enfermaron, perdón, pueden estarlo en el estado asintomático.

Quizás que haya miles. Que cierran una cosa y abren otras. Daría la impresión por momentos que el “bichito” tiene hora de salidas y de contagios.

Que un test, dé positivo, queda muy lejos, pero muy lejos de estar frente a una persona casi condenada a su final. Este crecimiento de contagiados, ¿no será porque aumentaron el número de hisopados o testeos?

Algunos pueden contagiar, los que habitan el poder parece que no…

No tengo el mínimo conocimiento de medicina, por lo tanto, no pretendo llevar esto al terreno científico, si al del sentido común -del cual no soy propietario-, solo les pido basta de asustar a la gente. Basta de coartarle situaciones.

Ustedes tienen un ejemplo reciente más que convincente. Martín Gill estuvo en una fiesta familiar, les hicieron el hisopado a 31 personas que estuvieron con él y a todas, vaya que fortuna, resultaron curiosamente, negativos. Tal vez el COVID19, decidió no meterse con el poder. Vaya uno a saber.

¡Basta señores de que tengamos que andar como furtivos en nuestra ciudad, cuando hay necesidad de ir a visitar a un familiar, tomar un café con un amigo o viajar a otra población por cuestiones laborales!  Ahora 15 días más de cierre de los negocios gastronómicos. ¿Son conscientes ustedes que muchos de ellos ya no podrán abrir más? ¿De la gente que con sus decisiones dejarán si su modo de supervivencia?

Señores del COE, no escapo a la comprensión que ustedes pueden hacer esto con las mayores de las entregas. Disculpe, yo ya no les creo y, atrevidamente les pediría, al intendente interino, Pablo Rosso, que no amedrenten más a la ciudadanía con los “positivos” en los informes que dan todas las noches.

Las pandemias llevan consigo el mensaje de la muerte, si bien no se trata de un juego a las escondidas, tampoco el salir a las calles, es saber que existe un francotirador arriba de cada casa.

El COVID 19, mata, pero hay otras situaciones que genera el encierro, las pérdidas laborales, etc. que matan más.  Y cuidado, que el mayor daño todavía no lo divisamos en su plenitud, como es la detonación de la economía y gente echada a la escabrosa cama de la indigencia. 

Esto va con el mayor respeto, pero en una sociedad democrática deben gobernar los que tienen los votos. A ustedes no los voté…

Compartir
Facebooktwitterlinkedinmail

9 comentarios en “Carta abierta al COE Regional: ¡Dejen de meter miedo!”

  1. Le digo a Miguel Andreis, meter miedo??? Sabés cuando vas a poder hablar de miedo?? Cuando tengas que estar con un respirador rogando por vivir o eso le pase a algún familiar tuyo!!! Ésta situación que nos toca hoy, es gracias a los necios cómo vos qué minimizan las consecuencias del Covid.

    1. Y que me dice Rosana de los familiares de su Intendente Martín Gil, pues convengamos que usted es simpatizante de este nefasto personaje que violó la cuarentena y se vino al cumpleaños de su mamá ¿Cuántos van a estar solos y desamparados sin respirador, parientes del difunto (políticamente hablando) Martincito Gill?. Esto lo aclaro pues no hay que simpatizar con un partido político y entrar en la maldita grieta. Suerte Rosana, y ojalá no te quedes sin respirador, si es que contraes la enfermedad.-

  2. Y… no hay que creer en brujería, pero que existe, en fin… No hay que creer en la madita grieta política, pero existe… Todos, con excepción de los privilegiados que siguen cobrando una linda plata mensual, y sin interrupciones. estamos cayendo a un precipicio sin fondo, pero… Circulan audios donde dicen que tenemos muchos contagiados en Villa María con Covid-19, y tenemos La Defensoría del Pueblo, con camiseta oficial que dice hacer oídos sordos de los mismos. Y por último: «Estamos mal y vamos a estar peor de los bolsillos, y estamos en el horno»

  3. a ver si es cierto lo que se dice…que quien ingreso desde la city mayor traido por el firulais de al lado fue el “amigo” INFECTADO del zeñorito y que la agasajada esa noche estaria internada en una reconocida clinica que anda sobre ruedas en grave estado,que han amenazado a un prestigioso laboratorio para que no salga la verdad a la luz,que de igual modo hay orden de desmentir todo audio o info que ande circulando por ahi…o sea,que si es verdad lo del virus,no les importa un pito la ciudadania,como no le importo infectar a su propia familia y si es mentira…que dios los perdone a estos y a los otros por destruir el pais de la forma en que lo estan haciendo. son lo peor que nos pudo haber pasado en la historia

  4. D ‘ Andrei
    Qué diferente tu columna con la de la semana pasada
    ¿Cuantos en mi lejana Villa María ?
    Están Recibiendo los ATP ??
    Las subvenciones al combustible ?a los servicios públicos ?
    Pasamos por La destrucción que dejó la última Dictadura militar
    Y también el desastre que dejó a muchísimos en pampa y la vía el gobierno anterior
    Jubilada y pensionada AUTONOMA de aquellos que le depositamos MUCHA PLATA a los gobiernos anteriores
    Y me bajaron al nivel de los jubilados sin aportes
    EN Villa María se ven desde siempre los conservadores en sus vehículos dando la vuelta al perro en la plaza centenario
    NOS HACE FALTA ECONOMÍA DE MERCADO
    Y que intendente gobernador y gobierno nacional devuelvan en mejoras edilicias los que rciben por ABL RENTAS EN EL IVA de esos ciudadanos ignorados
    LA ZONA PLAZA ALFREDO PALACIOS y CALLE SUCRE al 2300
    LA ESCUELA JUANA MANSO que fundó PERON
    AL lado de esa escuela en la reserva fiscal NADIE EDIFICO UNA ESCUELA NIVEL MEDIO
    HOY CONVERTIDA EN UNA FÁBRICA DE LADRILLOS POR OKUPAS
    Desde la ruta a San Francisco está peor que cuando Anselmo FUNDÓ la ciudad de Villa María

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat