[Carta de lectores] Cuando el seguro del auto te deja… en la calle

Una lectora nos envió esta carta donde denuncia la inacción y la falta de respuestas del seguro automotor que tenía contratado para su vehículo.

“Lamentablemente he tenido una experiencia muy mala el domingo pasado con el seguro San Cristóbal, al que estoy adherida hace casi tres años.

Era el día de la madre, viajé desde Río Ceballos, donde vivo temporalmente, a la ciudad de Villa María, para estar con mi familia.

Al entrar a la ciudad, en la ruta pesada, dejó de traccionar mi auto en el primer semáforo dónde me detuve.

El motor encendía correctamente, pero no traccionaba.

En medio de la ruta pesada, sola, una persona mayor, 72 años, quedé varada, hasta que un familiar me fue a buscar.

¿Ustedes qué opinan de cómo me sentí cuando no logré que ningún teléfono del seguro, ni tampoco por la web, me atendieran?

Tuve que dejar el auto en un lugar inseguro. En toda la tarde, pues seguí insistiendo, y mis familiares también, no logramos comunicarnos.

Se hacía la noche.

Me descompuse y se me subió la tensión por el stress que me causaron.

Al final, pedí la grúa del servicio de Volkswagen, que me respondió de inmediato y a las 20.30 horas fueron a buscar mi vehículo. Mi auto está en garantía.

Pero el tema es que lo tuve que dejar en el concesionario Veneranda, a 200 km. de dónde vivo, porque ellos trasladan únicamente al más cercano.

Todavía hoy no lo tengo, y luego deberé ir a buscarlo.

Seguí insistiendo y a las nueve de la noche, me atendió un “Sr.”, por llamarlo así, del seguro, que me dijo que los feriados no atendían… Que me comunicara a las 8 del lunes. ¡Que, por supuesto, fue mentira, porque no vinieron nunca, ni me atendieron jamás!

Ahora yo me preguntó: ¿Es justo lo que me hicieron?

Pago todos los meses, leí lo que me correspondía, y estoy tan indignada, porque me desampararon, que voy hacer una presentación por daños y perjuicios a la compañía.

Tuve que volverme en coche de línea, cansada, estresada, y me enfermé toda la semana. 

¿Quieren saber algo más? 

Voy a cambiar de Cía.

Fue un abandono de persona.

Lamentablemente, solo yo sé lo que me hicieron pasar”.

Ana María Di Bert

DNI 6.130.437

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat