Coronavirus: Una carnicería llamada “Carreras”

Escribe: Román Cavaglia

Durante casi un mes la localidad de Carreras (provincia de Santa Fe) pasó del anonimato a ser la población más mencionada en los medios provinciales y nacionales. El caso de un camionero que trasladó la enfermedad desde Buenos Aires se propagó tan rápido como el propio virus. Es que, aunque tautológico, el nombre de Carreras se “viralizó”.

¿Qué pasó? ¿Cuántos son? ¿Cómo lo trajo? ¿Cómo está compuesta la familia del camionero? ¿Quiénes son sus contactos? Por poco no se preguntó qué marca de medias y boxer usaba el hombre.

Así los medios no hicieron otra cosa que hablar del virus y de Carreras. Los medios rosarinos, los provinciales y los nacionales llegaban para hacer móviles en vivo.

La gente quería saber más. Obligatoriamente, los medios regionales teníamos que hacernos eco de lo que la gente nos exigía saber.

Así pasó un mes. Carreras no es conocido por otra cosa hoy más que por el Coronavirus. Pocos saben, por ejemplo, que la empresa para la cual trabaja el chofer pertenece a un piloto automovilístico (Angelini) que se mató años atrás mientras volaba en su aeronave.

Carreras se convirtió en una “carnicería” para los medios que fueron a hablar con la gente, a detectar culpables, a saber cómo seguían los controles, a ver qué había “fallado” para que el virus se propague.

Hoy, 2 de julio, más de 30 pacientes fueron dados de alta, pero eso, solo algunos pocos medios zonales lo cubrieron. Simplemente, porque Carreras ya no es más noticia, ya no vende en los portales de Rosario, Santa Fe, Buenos Aires.

Que la mayoría de la gente se recupera favorablemente ya no les interesa a los poderosos medios provinciales que, cuan caranchos, se acercaron para comer un poco de carne podrida, y siguieron su camino.

Eso, que se dio en Carreras, se repite sistemáticamente en los medios nacionales, y esa construcción no solo la hacen los grandes medios con sus propuestas. También la hacemos nosotros como oyentes o televidentes que decidimos, qué ver, qué mirar y con qué medio nos queremos informar.

Compartir
Facebooktwitterlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat