COVIP: ¿¡Qué se esconde detrás de las vacunas fantasmas!?

Escribe: Miguel Andreis

Cuesta creer que todo este pandemonio de inmoralidad e impunidad, sobre el vacunatorio VIP, tenga un trazo tan lineal. No se puede digerir tan fácilmente que una persona como Horacio Verbitsky pueda cometer tremendo error político.

Se puede tener cualquier visión sobre dicho periodista, pero no subestimar su inteligencia. Menos aún cometer semejante error y hacer conocer los hechos desde su boca. El “Perro” como le dicen, casi toda su vida jugó a dos puntas en las canchas más ásperas y ruines, por un lado, haciéndole prensa a la Dictadura Militar, más especialmente a la Aeronáutica y, al mismo tiempo, una tarea de inteligencia o algo más o menos parecido con los Montoneros.

Fue y es una de las plumas preferidas del Kirchnerismo. Mucho más del Cristinismo. Casi un dios para los Camporistas. Cientos de operaciones nacieron desde su creatividad. Subestimarlo es un grueso error. En fin, todo hace suponer que avanzan aceleradamente en el detonamiento de la democracia que lo que en la sociedad suponemos.

El ex Página 12, casi seguramente respondiendo a objetivos con miles de actores involucrados, es lo que pretendió y a esa carta jugó. Su socio de fermentaciones, Ginés Gonzales García, uno de los funcionarios con mayores desaciertos e incoherencias, no solamente en sus expresiones profesionales, sino en las sospechas de negociados, no tomó las declaraciones como una traición o entrega.

Todo fríamente calculado. ¡¡Construir un vacunatorio VIP, para alguien de su experiencia, es como pensar que todo pasaba con vacunar a los amigos del poder!! Nada puede ser tan simple, aunque morboso, ni tan perfecto en lo inmoral.

Ginés: ¿víctima o victimario en la interna del gobierno?

¡Estos nenes!

Que Eduardo Valdez o Jorge Taiana, dos referentes y operadores de CFK, fueran bajados de la delegación Presidencial con rumbo a México, no cierra. Valdez fue el principal operador para unificar a Fernández con Cristina en una fórmula que los llevó al poder. Taiana maneja más hilos de los que se supone. Ambos transitan un surco de oscuridad total. De la impunidad infinita. Ninguno tiene un ápice de candidez, son dañinos de larga y sinuosa trayectoria.

Se puede percibir que todo lo que se vuelca comunicacionalmente en el tema vacunas fantasmas, forma parte de la profunda interna entre el presidente y la vice, con actos que van cerrando el camino del gobierno.

El primer mandatario, por otra parte, accionó muy rápido como para creerle de golpe, sus celos de autoridad. Solicitarle la renuncia al ministro (por WhatsApp) e indicar que el lugar de García quedará en manos de quien lo sucede, la Dra. Carla Vizzotti, es directamente una burla atroz a la sociedad.

Una sociedad que ve pasar los proyectiles de corrupción y permanece inmóvil. Direccionar vacunas donde no corresponde es una de las podredumbres que mata. Vizzotti, quien tiene bajo su responsabilidad, entre otras cosas, la contabilidad de las vacunas, no pudo ignorar lo que estaba sucediendo. O es inepta o es cómplice. Eso solo basta para que Fernández se desnude en su incapacidad en cuanto a quienes lo rodean.

3 mil, 6 mil, da lo mismo

Se indica que serían más de tres mil dosis de inoculantes las que se reservaron en la sección VIP. Claro que otros ya venían señalando estas operaciones desde el primer cargamento. Quienes recibieron sus respectivos pinchazos, pasan en este momento casi, por una perversidad anecdótica.

Lo que está detrás de todo lo sucedido es algo mucho más complejo que las vacunas en sí. Es desgastar, la aún ya mal concebida imagen de un presidente y una gestión cada vez más gelatinosa. El objetivo parece dibujarse como una acción más en el “vamos por todo”.

La postergación de las PASO ya sería casi un hecho -lo anunciamos en noviembre del pasado año-, pero, además, es muy factible que también se tiren hacia adelante las de octubre. Nada es casualidad. Los números no le cierran al oficialismo para sumar bancas en el Congreso.  

Y se deberá estar atento a lo que acontezca con el tema de las clases. Estamos atravesando una de las maniobras más escabrosas y malignas usando como herramientas a las vacunas, y no será la peor. El objetivo final puede ser mucho más triste para el país.

No se puede digerir tan fácilmente que una persona como Horacio Verbitsky pueda cometer tremendo error político.

La vacuna como herramienta de sometimiento

Si no nos preguntamos por qué el presidente, en la potencial construcción del “Consejo Económico y Social” (de dudosa eficacia) sentó a la mesa a empresarios, organizaciones del campo; CGT y otras corporaciones, etc., junto con los militantes sociales (Barrios de Pie; Polo Obrero y otros entes piqueteros…) ¿Se puede explicar esto? ¿Qué rol cumplirían? ¿Ganar las calles para frenar a quiénes?

No deberíamos quedarnos solamente con que se vacunó a la familia Moyano u otros conocidos. El contexto de incertidumbre social, de calentura masificada y bronca multiplicada va direccionada preponderadamente a la gestión presidencial que, hace las cosas tan mal, que enciende el soplete apuntando a su cara.

Es lo que pretende CFK. Esto recién empieza y, tristemente no es lo peor.  Ni Verbitsky es tan burdo para tremendo error o Ginés García es tan ingenuo de suponer que semejante montaje iba a pasar desapercibido…

La Oda a la impunidad no descansa y la corrupción festeja.

Seguinos Facebooktwitterlinkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat