Cuando en 7 horas llegabas a Buenos Aires. ¡Y no era el tren bala!

¿Te parece sorprendente? No había tren bala, pero hace muchos años el servicio ferroviario funcionaba tan bien que podías estar en la Capital Federal en un tiempo de 7 a 9 horas. ¿No lo creés? Seguí leyendo.

Escribe: Julio A. Benítez – benitezjulioalberto@gmail.com

Realizando nuestro recorrido por el camino de los recuerdos, es importante destacar que a menudo nos encontramos con varios motivos para redactar. En este caso nos referiremos a un tema que preocupa a millones de argentinos: la situación de los servicios ferroviarios de pasajeros del interior de nuestro país.

El ferrocarril unía sus paralelas de hierro con la Mesopotamia, Paraguay, Bolivia, la Pampa Húmeda con la extensa Patagonia, para llegar a los puertos de Rosario, Buenos Aires y Bahía Blanca.

El Rayo de Sol, una imagen legendaria del tren en Argentina.

El autor Raúl Scalabrini Ortiz en su libro “Historia de los Ferrocarriles Argentinos” –  Editorial Devenir – Rivadavia 1255 – Buenos Aires – Año 1958, en uno de sus párrafos – página 17 dice:

“…Quizás en pocas regiones del mundo el ferrocarril haya sido un elemento tan indispensable para el desarrollo de la vida colectiva como lo fue en nuestro país, dado que la extensión más fértil de nuestra patria está constituida por una planicie en la que  no es necesario realizar grandes obras de arquitectura, salvo el cruce de los ríos… los comerciantes de la zona cuyana preferían  enviar sus productos por Chile, desafiando el paso de la cordillera, en lugar de cruzar toda la pampa, que, después,  el servicio de trenes les  permitió hacerlo en menor tiempo…”.

Para quienes hayan viajado en tren hace muchos años posiblemente no les sorprenda, pero creemos conveniente que las nuevas generaciones conozcan cómo se desarrollaban los servicios en cuanto a los horarios se refiere.

Para ello, nos basamos en nuestro archivo titulado “Guía Urbana y de la Zona” editado por el diario “Tercero Abajo” de don Salomón Deiver, en diciembre de 1937, en su página Nº 8, con el título “F. Carril Central Argentino – Unión Telefónica 106 – Villa María”. 

Una postal de la estación ferroviaria de Villa María, a comienzos del siglo 20.

Tren serrano

Horarios: Tren Serrano  desde Córdoba, llega a Villa María a las 15 horas, destino  Buenos Aires a las 22.50. Vuelve el lunes, sale a las 7.20  llega a  Villa María a las 13.10 y el tren siguiente sale de Buenos Aires a las 18.10, con llegada a nuestra ciudad a la 1.40.

Por vía Las Rosas y desde allí a Cañada de Gómez, los lunes, miércoles y viernes, con salida desde nuestra ciudad a las 10.50 destino  Rosario a las 17.35, regresando los martes y jueves, con salida desde esa ciudad  a las 6.30 y llegada  a la estación local a las 13.05.

Desde Villa María también hay servicio a Mendoza, los lunes y martes a las 6.15 con llegada a Río Cuarto a las 8.50, los martes y miércoles, sale a las 15.15,  llega a 18.25 y los jueves, sábados y domingos sale a las 14.10 y llega a la ciudad del sur a las 17.50 horas, regresando a nuestra ciudad en el día.

A Comechingones vía James Craik, los lunes, miércoles y viernes, con salida a las 4.45 con llegada a destino a las 8.40, regresando el mismo día con salida desde aquella estación a las 10.30, llega a Villa María a las 14 horas.

Ferrocarril Santa Fe

El “Ferrocarril Santa Fe”, con combinación en Pozo del Molle a la localidad de Carrilobo, llega a San Francisco, terminando su recorrido en la capital santafesina, desde donde, en balsa, hay trasbordo a la ciudad de Paraná.

Ferrocarril de Buenos Aires al Pacífico

El Ferrocarril de Buenos Aires al Pacífico, con estación Terminal ubicada en la esquina de las calles Tucumán y Santiago Balerdi (actual Antonio Sobral) nos comunica con Rufino los días lunes, martes, jueves y sábados, combinando en esa estación con los trenes que circulan desde Buenos Aires a Mendoza, San Juan y Santiago de Chile. El regreso desde Rufino hacia Villa María se realiza el mismo día”.

Impresiones que daban cuenta de los horarios de algunos de los servicios que unían Villa María con el resto del país.

El Cordobés

En abril de 1936 el F.C.C.A inauguró el nuevo servicio al poner en marcha al expreso “El Cordobés” que unía Buenos Aires con  nuestra capital provincial en nueve horas exactas, con paradas en Rosario y Villa María. Todos los coches de este convoy estaban equipados con aire acondicionado, butacas giratorias y regulables, teléfono para realizar pedidos al comedor o al bar a cualquier hora, con un servicio de primera categoría, con baños limpios y muy cómodos, agua caliente y fría.

Además desde nuestra ciudad, por ejemplo,  se podía combinar en Dalmacio Vélez Sársfield para ir a Córdoba vía Río Tercero, o combinando en La Laguna o Chazón para ir hasta Rosario, etc. etc., dado que los innumerables ramales permitían llegar a cualquier punto de nuestro extenso territorio.

En definitiva y para concluir, el servicio ferroviario era  bueno, en 7 horas se viajaba desde Villa María a la Capital Federal.

Es momento de recordar aquella frase que dijo Sarmiento: “…El progreso de nuestro país se basa en construir más escuelas, más líneas ferroviarias y más telégrafos…”.

¿Dónde habrá quedado todo eso?

Compartir
Facebooktwitterlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat