Depresión y estrés, efectos de la pandemia y la extensa cuarentena

Escribe: Gabriela Beck – Días atrás el Dr. Nicolás Noriega aportó datos muy interesantes que ameritan rescatarse sobre algunos efectos que provoca en las personas en general esta pandemia y la extensión de la cuarentena en particular, en una entrevista telefónica que salió al aire por Radio Centro (*).

El Dr. Noriega es un alergista muy reconocido en Villa María y la región y se ha enfocado en el estudio de las enfermedades inmuno alérgicas y merced a un Magíster que ha obtenido en Psiconeuroinmunoendocrinología (PNIE)  aborda distintas problemáticas teniendo en cuenta la relación entre los sistemas nervioso, hormonal, inmune y la conducta de los pacientes. Es decir lleva a cabo un abordaje multidisciplinario sobre las alergias en general.

“Está claro que las emociones, el estrés, la ansiedad y la depresión tienen mucho que ver en el desencadenamiento de las enfermedades en la consecución y en el tratamiento de las mismas y la calidad de vida de los pacientes. Como nunca, con la pandemia, estas variables están cobrando mucha relevancia a la hora de lograr óptimos resultados”, comenzó destacando el Dr. Noriega y con estudios concretos.

Trabajo en equipo

El doctor Noriega junto a su esposa, la Psicóloga María Sofía Pedraza, integran el Centro de Enfermedades Alérgicas Psicosomáticas y por Stress, que investiga y publica distintos artículos de interés para ellos. Según relató Noriega, “la primera investigación fue específicamente sobre un conocimiento general de la salud mental y esta vez nos metimos en el terreno de la depresión. Este es un momento especial, en el cual por la pandemia las emociones están a flor de piel, por lo que a través de una encuesta, obtuvimos cifras realmente muy interesantes cuando las personas asistieron a los centros de salud y sobre si estaban al tanto o no sobre la depresión”.

Miedo a la depresión, un miedo que no ayuda

Detallando resultados de parte de esa encuesta surgió que cuando se les consultaba si conocían lo que es la depresión más del 50% de los pacientes respondían que “poco”, lo que denota el gran desconocimiento de la temática. Después, el 40% de los encuestados sobre un total de 162 personas, sostenía en una escala del 1 al 5, que el tema “depresión” les provoca miedo y que es un diagnóstico que está estigmatizado o les provoca rechazo.

Ellos mismos se presentaron para El Regional Diario Digital y nos introdujeron en los resultados de su encuesta:
 
Conclusiones finales de la Encuesta

¿Cero depresión en consultorios?

En la lectura que hace el Dr. Noriega sobre la encuesta llevada a cabo apunta que “sobre la asociación de los desencadenantes de las enfermedades, el 61% lo relacionó directamente con la depresión, el estrés y en el caso de las alergias sólo el 19%”. Otro marcador importante, que en lo personal a nuestro facultativo le resultó atractivo, “es que al diagnóstico de depresión lo hacen u observan directamente psicólogos o psiquiatras, ya que lo médicos clínicos, alergistas o médicos de cabecera no existimos en el tratamiento de esta entidad médica”. Algo que no deja de ser un llamado de atención.  “Al diagnóstico de depresión en su mayoría sólo lo indagan  psiquiatras o psicólogos, mientras que médicos de cabecera o clínicos menos del 3% se anima a colocarlo como una posibilidad. Es decir, que prácticamente en los consultorios de los especialistas o médicos clínicos la palabra depresión está casi ausente”.

Su experiencia como alergista

De acuerdo a lo que ha vivenciado el propio doctor Nicolás Noriega, “cuando llega una persona que acude a mi consultorio por un tema alérgico, ya sea por cuestiones nasales, bronquiales o de piel, por ejemplo, trato de brindarle el tratamiento tradicional con antialérgicos, corticoides, pero  luego trato de indagar de manera humana, sobre datos de su vida, si son casados, solteros, su modo de vida, problemas familiares o laborales, acercándome al afecto emocional y personal de la persona y descubre vínculos familiares disfuncionales, estrés laboral, de lo más diverso y ahí es cuando aparecen palabras como estrés, depresión o ansiedad. Entonces, lo que trato de brindarles en ese momento es un abordaje humano sobre estos temas, para revertir esos estados de ánimo. Una herramienta fundamental para tratar que asistan a terapias con psicólogos o especialistas que puedan ayudarlos a resolver esa parte de su psiquis, para que ellos mismos tomen el control de sus vidas y los ayude a salir adelante”.

Cuando asoman las alergias

“La alergia no distingue de edades”, sostiene el Dr. Noriega ante la pregunta de cuál es el grupo etario o el rango de edad que se ve afectado por las alergias. “He tenido pacientes de 4 a 5 meses, hasta pacientes de 80 o 90 años. No hay una edad predominante, todos estamos expuestos. “También en esta época de pandemia he recibido mucha consulta sobre el agravamiento de los síntomas por la cuarentena tan prolongada, en mi consultorio de medicina privada, hemos recibido gente con síntomas psíquicos, irritabilidad, enojo, alteración del sueño miedo a la muerte, bronca, miedo al contagio. Al paciente que tenía problemas alérgicos se los agrava y al que no poseía se los dispara. La pandemia y cuarentena agudizaron las cuestiones alérgicas.

Está claro que las alergias son multifactoriales, cuestiones ambientales, factores hormonales, emocionales y hasta el factor atmosférico. Por ejemplo, las alergias se multiplican en períodos de sequía, con la presión atmosférica alta se agudizan los trastornos de piel; cuando hay mucha humedad los trastornos branquiales y nasales aumentan. Días prolongados de lluvia o abundante humedad también pueden traer aparejado síntomas ligados a la depresión.

Siguiendo con algunos ejemplos prácticos el doctor destacó que una mujer consultó por trastornos del sueño, algo raro en ella, y simplemente tras una charla surgió que se debe a estos momentos de pandemia que atravesamos. “Simplemente a esa paciente le sucedió que antes de la cuarentena salía a trabajar, llevaba una vida social más activa y luego, cuando apareció lo del coronavirus, empezó a recluirse, a escuchar a sus hijos que le aconsejan permanentemente que se cuide, las peores noticias sobre la enfermedad y los síntomas de alteración del sueño no tardaron en aparecer”.

¿Más consultas por el Covid 19?

El Dr. Noriega no anda con vueltas y se sincera. “Es importante saber que en los consultorios no todo es Covid-19. De todos los pacientes que he tenido he tratado de encontrar síntomas más respiratorios, fiebre, dolor de garganta, estuve a punto de mandar a hisopar uno de esos casos pero no se hizo finalmente”. Si bien estamos en pandemia las otras enfermedades no desaparecieron y a eso hay que tenerlo en cuenta.

Sobre si hay un autoreconocimiento de los pacientes si se notan acelerados, ansiosos, el Dr. Noriega sostiene que “por lo general hay gente que responde de manera positiva a la idea de trabajar desde ambos aspectos, de la parte alérgica y también desde su salud vinculada a sus emociones. La respuesta es positiva cuando todo es tratado con mucho tacto, ya que cuando se le menciona la depresión algunos se asustan.”

Como diferenciar estrés, angustia o depresión

Con un simple ejemplo el propio doctor ayudó a distinguir una de la otra: “Yo al realizar esta entrevista, me siento estresado porque no estoy acostumbrado a realizarlas; si ese estrés permanece constante y se suman otros factores, aparecen la angustia y ansiedad y si todo eso continúa en el tiempo sin resolverse y hay conflictos familiares, laborales puede aparecer la depresión. Así es como la situación se torna más complicada”.

La solución al alcance de nuestras manos…

Para no quedarnos con una sensación amarga tras el abordaje de esta temática el mismo Dr. Noriega recomendó “que es importante tratar de llevar una vida lo más sana posible, con correcta alimentación, actividad física, fortalecer los vínculos, tener una vida activa en la medida de las posibilidades. Es fundamental tener un psiquismo sano, con vínculos familiares, laborales, amistosos los más sanos posibles. No guardar tanta tierra bajo la alfombra, problemas personales irresueltos, tener una vida sana mentalmente, porque en la medida que tengamos pensamientos positivos, claros, situaciones conflictivas resueltas, las posibilidades de crear diabetes, hipertensión, alergias serán inferiores, que la calidad de vida sea lo más sana y prolijita posible, porque en la medida que nos proponemos eso tendremos una vida más feliz. Todo es importante, pero a medida que se tenga una cabecita lo más limpia de problemas, la vida será más fácil y la enfermedad estará más lejos”.

(*) En la entrevista que salió al aire por Radio Centro se sumó también Miguel Andreis, a quien agradecemos su participación.

Facebooktwitterlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat