Dios, Facebook y Tik Tok: el cura fan de las redes sociales

Escribe: Germán Giacchero

¿Puede un cura bailar cumbia en un video subido a una red social donde lo siguen miles de personas? ¿Puede reírse de cumplir años en medio de la cuarentena? ¿Puede publicitar las bondades de su trabajo sacerdotal señalando entre sus ventajas la de no tener suegra? ¿Puede jugar a que es amigo de Luciana Salazar, pero aclarando que es una monja?

Claro que puede. De hecho, lo hace.

El padre Hugo Vera no responde, en principio, al estereotipo de sacerdote católico. Su forma de vestir, su aspecto juvenil y una alta presencia en las redes sociales atentan contra la primera impresión que, en general, se tiene de curas, párrocos y dirigentes eclesiásticos.

Sin embargo, lo único que diferencia a este religioso de sus pares es su gusto, fascinación o predilección por las redes sociales. Sin distinción: desde Facebook y Snapchat, hasta Instagram y Tik Tok, pasando obviamente por Whatsapp.  

Allí no solo transmite la palabra de Dios. También aprovecha para divertirse y subir videos humorísticos como los de Tik Tok, que le ha valido la crítica de algunos sectores más conservadores, pero la aprobación de muchos fieles.

“Hoy no concibo mi vida sin las redes sociales”, asegura en una charla con EL REGIONAL. Tiene sus razones.

De la región a Roma

Todos los caminos conducen a Roma, reza un célebre dicho. Es el próximo paso de este sacerdote de la orden de los vicentinos, de 42 años, originario de Clorinda, Formosa. Pero que, por esas cosas de la fe, vivió también en Paraguay y Uruguay.

Su última escala ha sido en una parroquia de Montevideo. Pero, este mes partirá hacia la capital italiana para hacerse cargo de la oficina de Comunicaciones a nivel mundial de su congregación.

Su peregrinaje en el país también incluyó una estadía temporal en nuestra región. Entre 2017 y 2018, vivió en Almafuerte, desde donde visitó y acompañó a los vecinos en distintas fiestas patronales de localidades cordobesas.

“Ticino me ha tocado visitarlo en más oportunidades que cualquier otro, por el grupo de jóvenes, la fiesta patronal y el colegio. Eso me ha generado que tenga mucho cariño y aprecio por el pueblo y su gente. Hay muchas personas a las que quiero y sigo en contacto”, comenta Vera.

Santas redes

Su incursión en las redes no es reciente, el padre Hugo registra un largo historial en ese universo virtual.

“Desde la aparición de Facebook, comencé a meterme en las redes sociales. En ese momento, la gente me decía que cómo iba a tener una cuenta, que era para chusmas, que estaba mal. Hoy, casi todos tenemos una cuenta en Facebook”, recuerda.  

“A raíz de eso, comencé a interactuar en distintas redes sociales, porque no es otra realidad, es la misma gente que está en la calle y pasa mucho tiempo en las redes”, expresa.

“El mundo de las redes sociales es cada vez más real y necesitamos meternos como iglesia, y demostrar lo que somos y hacemos, también en ese contexto”, remarca para que quede claro el porqué de su incursión en ese reino paralelo.

Pero, no es el único que se lanzó a esta aventura sin retorno. “Hay sacerdotes y consagradas que están apareciendo en las redes sociales más actuales. Muchos manifiestan que hacen un trabajo de evangelización más explícito, como el padre Jorge Reinaudo de Río Cuarto, que trabaja desde hace rato”, aclara el sacerdote.

Un caso reciente que llegó a popularizarse en los medios fue el de una monja que se encuentra en la actualidad en la ciudad cordobesa de La Carlota.

“Considero que estar en las redes sociales es estar donde está la gente, conocer sus problemáticas. Sirven para entender lo que piensan, hablan y sienten las personas”, insiste para quienes les resulta aún poco serio que un cura ande dando vueltas por internet.

“En mi caso, como mi llegada es a un ámbito no tan eclesial, trato de no ser tan explícito para que no dejen de seguirme y aparezca Dios en ese ámbito”, agrega.

El padre Hugo explicó a El Regional el uso que hace de las redes sociales.

A favor y en contra

Por supuesto, con este accionar sumó detractores como fans de sus posteos desestructurados. “Uno recibe cosas a favor y en contra”, dice. Por caso, en Tik Tok, la red social favorita de los jóvenes por sus videos humorísticos, “hay gente que con palabras muy agresivas dice ‘qué hacen los curas acá, salgan de acá’, insultando, faltando el respeto”.

Pero, también los dardos vienen desde adentro. “Hay gente del ámbito de la iglesia que se escandaliza de que un sacerdote haga un video de humor, bailando, etc. Aquí (por Uruguay), han ido a hablar con el Obispo diciendo que era una falta de respeto que el sacerdote aparezca haciendo esas cosas”.

El padre Hugo, sin embargo, celebra las buenas críticas. “Tantos unos como otros han sido los menos en relación con la parte positiva. Mucha gente dentro y fuera de la iglesia se ha visto sorprendida para bien con mis videos. Eso es un punto fundamental”.

Las favoritas

Facebook, Pinterest, Snapchat, Telegram, Whatsapp, Instagram, Tik Tok. Vera está en todas. “Trato de estar y permanecer. Son lugares donde uno se puede encontrar y compartir la vida con otros. Valoro que sean fáciles para encontrarme, para que la gente que necesite algo pueda tener un acceso rápido a lo que necesita”, destaca.

Hoy usa, sobre todo, tres redes sociales en especial. “A Facebook la utilizo más para información, ha quedado como muy estático. No la uso mucho, pero cuando lo hago, es de una manera más formal”.

El segundo puesto es para Instagram. “Lo uso como algo intermedio, muestro partes de mi vida, cosas formales. El tema de la pandemia ha hecho que se transforme un poco más. He volcado en Instagram cosas del ámbito religioso que antes no lo hacía”, revela.

Y la estrella principal, la que hace furor es la red de origen chino. “La última cuenta social con la que tengo más actividad es Tik Tok. A través del humor siento que he podido llegar a mucha otra gente que no estaba para nada relacionada con la iglesia”.

En primera persona

A continuación, compartimos algunos de sus conceptos sobre la utilidad de las redes para su trabajo y su vida personal.

  • “Gracias a las redes sociales he llegado a tener una relación muy estrecha con personas que hoy son parte de mi vida”.
  • “Me han posibilitado llegar a otros grupos humanos que desde mi lugar de sacerdote no hubiera podido”.
  • “Encontré un montón de riquezas en los demás, en sus puntos de vista, en sus miradas. Me dieron la posibilidad no solo de mostrar una cáscara de mi vida, sino desde el humor, una foto o un video, poder mostrar quién soy, en quién creo y qué es lo que vivo”.
  • “Creo que las redes sociales tienen que funcionar para esto, cada una con su particularidad, para generar lazos, para respetarnos, conocernos en profundidad, para transmitir a Dios desde algún lado. Desde lo formal a través de Facebook hasta lo informal con Tik Tok”.
  • “El mundo de las redes sociales es cada vez más real y necesitamos meternos como iglesia y demostrar lo que somos y hacemos también en ese contexto”.
  • “Hoy termino agradeciendo a Dios el uso de las redes sociales, porque gracias a ellas he podido transmitir alegría, al Dios que creo, y he podido compartir mi vida con otros. Hoy no concibo mi vida sin las redes sociales”

Los que quieran encontrarlo en las redes sociales, pueden buscarlo en todas como @hugomarcelovera. Salvo en Tik Tok, donde aparece como hugomarcelovera18.

  • Mirá algunos de los videos que subió a las redes:

Facebooktwitterlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat