Don Sommerville: El adiós al señor de las Biblias y de los idiomas

Escribe: Julio César Nieto

El pasado 13 de julio, la ciudad perdió a uno de sus ciudadanos más emblemáticos. Guillermo David Sommerville dejaba este mundo a los 93 años de edad. Su vida estuvo atravesada tanto por Dios como por la docencia.

“Don Sommerville”, “El Profesor Sommerville” o simplemente David, no era un profesor más. Su inquebrantable fe lo ganó la fama del “Señor de las Biblias” puesto que en su voluminosa biblioteca albergaba ediciones inéditas e inconseguibles para estudiosos e investigadores del tema.

En diálogo con EL REGIONAL, una de sus hijas, Michelle compartió ese recuerdo y anécdotas de su padre, quien fue muy conocido y querido por varias generaciones de docentes en el idioma inglés en la ciudad y región.

Entrevista a su hija Michelle en la voluminosa biblioteca de Sommerville.

Sus inicios

La vida de este hombre que nos acompañó casi un siglo, es enorme. Nacido en Kansas City, Estados Unidos, donde estudió y recibió de Profesor en Literatura Española en la universidad de su ciudad natal.

Combatió en la guerra de Corea durante los años ‘50 y al regresar se trasladó como docente y misionero tanto en México como en Perú; llegando a ser docente en la reconocida Universidad de San Marcos (Lima).

Allí sus hijos siguieron la tradición y el amor por las letras y los idiomas asistiendo a colegios bilingües donde aprendieron francés.

Su paso por Sudamérica también fue marcado por su fe. En Perú creó y forjó iglesias en los puntos más marginales y excluidos.

“Como misionero plantó iglesias en barrios marginados y ayudaba a sus habitantes a crecer enseñándoles la palabra de Dios”, contó Michelle.

David Sommerville junto a su esposa e hijos: Josephine Ann (Josefina Ana); Michelle Marie (Micaela); William Joseph (Guillermo José); Jennifer Jeanne (Jennifer Juana) y Samuel Jonathan (Samuel Jonatán).

Argentina

Entre 1966/68 la familia Sommerville llega al país, donde el destino fue la ciudad de Córdoba. Allí se llevó por entonces un ciclo de conferencias cristianas para jóvenes donde David Sommerville fue disertante.

La provincia mediterránea fue desde entonces la elegida y hacia finales de 1969 se asentaron definitivamente.

En palabras de su hija la idea era asentarse “para no irse más”.

  • Escuchá el audio 1 de la entrevista:

Su arribo a la ciudad

Una vez tomada la decisión de quedarse en el país, Villa María fue el principal destino.

Sucedió que por intermedio del Dr. Miguel Ángel Zandrino, otro reconocido estudioso bíblico, Don Sommerville fue invitado a dar charlas de Biblia y fe.

Más adelante, también sería convocado para dar clases en los profesorados de inglés tanto del Instituto Víctor Mercante (Rivadavia) como en el Instituto Gabriela Mistral (Rosarinas) por invitación del Dr. Antonio Sobral como de la Hermana Moscoso; donde fue docente por casi tres décadas.

  • Escuchá el audio 2 de la entrevista:
  • Una vida entregada a Dios

    Don Sommerville dedicó mucho a su fe. Muchos de sus artículos y notas llegaron a poblar varias páginas del Semanario El Regional.

    Al respecto, su hija menciona que “sus articulo fueron publicados en el Semanario El Regional así como en la revista cultural Compartiendo de Alejandro López”.

    Su incansable fe lo llevó a ser uno de los mayores biblistas del país y sus más de 6 mil libros presentes en su hogar cuentan con ediciones de biblias en varios idiomas.

    “Cuando no pudo leer más, escuchaba La Biblia en CD”, remarcó Michelle.

  • Escuchá el audio 3 de la entrevista:
  • Legado

    En su imponente biblioteca donde pasó gran parte de su vida estudiando y trabajando.

    A poco menos de un mes de su fallecimiento, tanto su hija como su gran amigo Alejandro López (comerciante, pastor evangélico y ex candidato a intendente) trabajan para pronto lanzar una biblioteca en su honor.

     La finalidad es realizar charlas, cine club, eventos cristianos y hasta habilitar el acceso para que investigadores y estudiantes puedan consultar los textos.

    Desde EL REGIONAL enviamos un afectuoso saludo a toda la familia Sommerville.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Abrir chat