Dulce de leche, manjar o cajeta: La sabrosa tentación de los mil nombres

En una serie de notas, presentaremos la historia del “dulce más argentino”, el dulce de leche. Así, conoceremos un poco más de la historia de esta delicia que es patrimonio cultural gastronómico de América Latina.

Escribe: Ing. Químico Osvaldo Miguel Moro (*)

En distintas regiones conquistadas en América, se elaboró un alimento a base de leche y azúcar y, mediante calefacción, se arribó a un producto de diferentes tonalidades desde el ámbar a tostado intenso, con diferentes texturas de fluido a espeso y de diferente perfil olfato-gustativo que se amalgamó a las costumbres de la tierra.

En cada región este producto fue elaborado por su comunidad de acuerdo a la disponibilidad de materiales, metodologías y conocimientos y el saber hacer enraizados en la vida cotidiana que le confiere la etnia y nueva identidad se manifiesta como sentido de pertenencia.

Es por ello que fue adquiriendo diferentes denominaciones tales como Dulce de Leche, Manjar, Manjar Blanco, Arequipe, Fanguito, Doce de Leite, Cajeta, Bienmesabe y cada una de estas manifestaciones configuran la huella sensorial del producto de la comunidad que lo elabora.

Cada comunidad le dio nombre propio y como tal se considera ser el creador de este noble producto

Esta diversidad de nombres para un mismo producto producido básicamente tiene como denominador común leche, azúcar y calor como fuente de energía, para su concentración, proponiendo una identidad que responde a una razón cultural.

Cada comunidad le dio nombre propio y, como tal, se considera ser el creador de este noble producto, entonces cuando ingerimos dulce de leche y o cualquier otra denominación estamos ingiriendo territorio, cultura, identidad y etnia configurando la huella del producto, siendo esta una de las razones que el Dulce de leche despierta los nacionalismos de los Latinoamericanos respecto a su invención.

Son muchos los relatos de antropólogos gastronómicos sobre los orígenes del dulce de leche.

Continuará.

También podés leer:

(*) Miembro del Consejo Mundial del Dulce de Leche (En formación)

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.