Economía explicada desde una Big Mac

Escribe: Julio César Nieto

Imaginemos que todas las monedas del mundo tuvieran el mismo valor.

De ese modo, se podría comprar la misma cantidad de un bien en país como en otro. Pero, cada país, cada cultura y cada políticas monetaria hace imposible semejante utopía cambiaría.

La clásica hamburguesa de McDonald’s: Big Mac, se produce de forma idéntica en 120 países y desde 1986 la revista The Economist utiliza su valor para comparar la paridad y el poder de compra entre las distintas monedas del mundo.

Si bien la mayoría de los locales de McDonald’s en el mundo permanecen cerrados por el coronavirus, esto no impidió que la revista inglesa actualizara su famoso índice que estima cuán caras (sobrevaluadas) o baratas (subvaluadas) en relación al dólar están las monedas de diferentes países tomando como referencia el precio de la clásica hamburguesa “Big Mac”. 

En nuestro país, con un adjunto trabajo del IERAL-Fundacion Mediterránea, tomando como punto de partida el precio Bic Mac en EE.UU. en 5,71 dólares: se hizo un trabajo comparativo con otros países de la región. 


Así, por ejemplo, en la Argentina el Big Mac cuesta 4,07 dólares, mientras que en Brasil (3,91), Chile (3,48), Perú (3,40) y México (2,23); posicionando a nuestro país como el más costoso a la hora de adquirir la clásica hamburguesa. 

Esto indica que el precio del Big Mac (u$s5,71) argento convertido a dólar oficial es de $250, refleja un 39% subvaloración frente al dólar. 

The Economist, una vez más (como en los años de Moreno en la Secretaría de Comercio), pone en evidencia la farsa en nuestro actual tipo de cambio con la docena de dólares existentes, señalando que el peso argentino debería valer más, por lo que el “tipo de cambio” (pesos por dólares) debería ser más bajo.

Fuentes: www.ieral.org, www.economist.comFoto: IProfesional

Compartir
Facebooktwitterlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat