Edificio en Barrio Palermo: entre sospechas de negligencia y negociados

(Primera parte)

Escribe: Miguel Andreis

Las sospechas sobre la construcción de otro edificio en la ciudad cobran dimensión. Se trata de la obra en construcción horizontal “AMALFI- PASEO DEL PALERMO”, que lleva adelante la constructora “EMPRESA FONTE”. Planta baja y cuatro pisos. 

Lo que se sabe hasta el momento, es que, emplazado en el Barrio Palermo, sobre la Costanera, en la Avenida Salomón Gornitz, y las calles Garay y Córdoba, lleva en su proyecto original la cimentación de 160 departamentos y una veintena de locales comerciales.

Este inmueble, tal los datos que pudimos relevar, no contaría, entre otras cosas, con un estudio de un ente oficial sobre el “Impacto ambiental”, pero, además, se habría habilitado su levantamiento sobre una la línea de ribera provisoria y no definitiva como dicta la normativa en la materia.

Todo parece indicar que nuevamente la Municipalidad podría haber actuado con, mínimamente, negligencia, por lo que estaríamos frente a otro potencial juicio por las causas que detallamos en el presente escrito.

Y señalamos esto último, porque la edificación se ha enclavado sobre suelo “Inundable”.

Vale preguntarse, los responsables de la actual gestión municipal: ¿Están en busca de otro juicio millonario que lleve a un mayor adeudamiento del que tiene la Comuna? ¿Se han tomado los ordenamientos pertinentes?

Todo parece reducirse a un millonario negocio inmobiliario…

————-

Este escrito no tiene otra intención que desplegar parte de un hecho, con forma de construcción, de impredecible final. Solo alertar que la ciudad, es decir la ciudadanía, queda expuesta a que se continúe poniendo en riesgo su patrimonio. Como en tantas otras ocasiones.

Cabe aclarar que, debido a los juicios que vienen “estirando” en el tiempo, los diferentes gobiernos municipales han llevado al borde del colapso económico a las arcas comunales, ya que gran parte de los mismos, les fueron adversos, desfavorables y en casos millonarios. Preguntamos. Con el citado Amalfi: ¿Quieren repetir nuevamente la nefasta historia de fracasos?

Breve historia….

“Parte del terreno fue otorgado en 2011, a través de una presentación de usucapión, firmado por el Juez Dr. Fernando Flores (nota que abordaremos en la próxima parte). Este espacio donde se levanta actualmente el inmueble es un lugar de fácil anegamiento. Rápidamente inundable.

Originalmente, el Centro Vecinal del Palermo, gestionó el permiso para la construcción de una plaza con juegos para niños. Se les negó la entrega por parte de la Justicia, indicando que el ente vecinalista “no poseía personería jurídica”. 

Suena extraña la refutación, pues el Palermo es reconocido como barrio desde hace más de tres décadas. Sin embargo, dicho terreno de alto valor económico, terminó en manos privadas. Habitantes del lugar tienen ciertas dudas sobre su entrega.

Sobre el particular y ante los hechos, se permite suponer que los elementos valorativos trasladados a la Municipalidad y a la Justicia, como la línea definitiva de la ribera, lo inundable de esas tierras, el interrogante sobre si existió o no un estudio de impacto ambiental etc., no fueron suficientes argumentos PARA NO AUTORIZAR EL LEVANTAMIENTO de “AMALFI- PASEO DEL PALERMO.

La obra está cargo de LA EMPRESA CONSTRUCTORA FONTE, cuyo responsable es Nicolás Bertello; pero no sería el único propietario.

¿Complacencia del municipio y la Justicia?

Los interrogantes están. Integrantes del Centro Vecinal nos aportaron las fotografías del citado punto en el momento de las sucesivas inundaciones. Se observa claramente el anegamiento del mismo. En especial, las últimas de 2014- 2015.

Lo que dejaría expuesto que el Municipio otorgó el permiso de construcción, tomando como base LA LÍNEA DE LA RIBERA PROVISORIA, cuando tal definición debe formalizarse sobre la LINEA DE RIBERA “DEFINITIVA”.  Y no es lo que sucedió…

Idas y vueltas…

Los mensajes epistolares entre los vecinalistas, vecinos firmantes y la Municipalidad continuaron. Las notas permiten advertir a los responsables de las diferentes áreas involucradas, el intendente Martín Gill, el intendente Interino Pablo Rosso, arquitecta Silvia Carriazo de Planeamiento Urbano; arquitecta Laura González; ingeniero Carlos Ramírez, secretario de Desarrollo Urbano, Ambiente e Infraestructura, etc.

Lo que deja en claro que la responsabilidad del otorgamiento de los permisos para la edificación del inmueble citado, fue de conocimiento de todos y tiene responsables con nombres y apellido, por lo que, de estar al frente de francas irregularidades, y tomando lo que indica la Carta Orgánica Municipal, es muy posible que se abra una nueva vertiente jurídica a los distintos actores involucrados.

Los ítems de anomalías, parecían cada día visualizarse más. Tampoco se conoce con certeza, cuánto de real y fehaciente tiene la factibilidad técnica, de poder continuar los habitantes del barrio, contando con los servicios de agua, cloacas, gas, energía…

Por lo que muy probablemente se ponga en riesgo la capacidad de uso de los servicios existentes, para con otros inmuebles de todo el barrio. Lo que iría en franco deterioro de un espacio residencial.

Respuesta de la Municipalidad

El Ejecutivo comunal trasladó la solicitud de los vecinos al ÁREA PROVINCIAL DE RECURSOS HÍDRICOS (APRHI), la mayor autoridad en la materia en el orden provincial. La duda de los habitantes de tal espacio, era saber si se haría cumplir con la regla que establece terminantemente, que solamente se puede levantar un inmueble SOBRE LA LÍNEA DE LA RIBERA DEFINITIVA.  Lo que no ha ocurrido. Se tomó la provisoria.

Por el momento, se ha paralizado la obra en la búsqueda de conocer en forma concreta cuál es lo estipulado por las leyes que rigen el enclavamiento de construcciones en líneas de ríos, lagos o lagunas.

Llamativamente, los vecinos se pudieron enterar de lo dictaminado por el APRHI, en lo que se refiere a la Ribera DEFINITIVA, a través de una comunicación expuesta por dicho ente en el Boletín Oficial de la Provincia, del 11 de mayo del presente año. “Las obras deben ejecutarse sobre la LINEA DE LA RIBERA DEFINITIVA”.

Todo hace suponer, que, tanto el municipio como la Justicia, de respetar las leyes rectoras en la materia, esta construcción deberá reverse. ¿? Estaría violando un factor elemental. La Línea de la Ribera definitiva. Habrá que esperar las conclusiones que se adopten.

El organismo regidor es terminante. No se han cumplido las códigos y estatutos. De aquí en más, habrá que observar con suma atención, qué ciudad es la que se quiere, o en todo caso cuál es la que se pretende desde la Municipalidad, pensando en el futuro.

Negligencias en el término de la construcción, sobran ejemplos. ¿Querrán seguir ese camino? En el medio habita un recelo, de que todo lo expuesto, se trate de un negociado más, como tantos…

Facebooktwitterlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat