El calentamiento global podría ser la causa de los intensos huracanes en tierra

Existe una relación directa entre el calentamiento global y la intensidad de los huracanes después de tocar tierra firme.

Conforme avanza el tiempo, las temporadas de huracanes se intensifican cada vez más y la razón podría estar ligada directamente al calentamiento global. Las discusiones científicas sobre el comportamiento de los huracanes ya incluían el tema del cambio climático. No obstante, recientemente los expertos han identificado otra forma en que el calentamiento de las aguas influye en las tormentas del Atlántico.
A medida que las aguas del océano se calientan, los ciclones pueden mantener su fuerza durante tiempos más prolongados mientras se mueven por tierra. Eso es lo que dice un reciente estudio realizado por la Universidad de Posgrado del Instituto de Ciencia y Tecnología de Okinawa.

Temperaturas cálidas inducen un deterioro más lento de huracanes en tierra

La investigación publicada en la revista Nature por Pinaki Chakraborty y Lin Li, estudia el comportamiento de los huracanes que tocan tierra utilizando simulaciones de modelos. Entre los datos recogidos, los investigadores notaron comportamientos que no podían explicar de inmediato.
Con el tiempo hilaron los datos y se dieron cuenta de que probablemente existía una relación directa entre el cambio climático y el comportamiento de los huracanes después de tocar tierra. Para profundizar en la investigación, retomaron los registros de huracanes que azotaron América del Norte durante los últimos 50 años.
Encontraron que el tiempo de debilitamiento de un huracán en tierra firme se vio prolongado conforme avanzaban en la línea temporal. Así por ejemplo, un huracán típico de 1960 perdería el 75% de su intensidad las primeras 24 horas luego de tocar tierra firme. No obstante, una tormenta equiparable en la actualidad pierde solo el 50% de su intensidad en el mismo periodo de tiempo.
Al momento de utilizar el modelo por simulación sugirió que las temperaturas de la superficie del mar fueron las causantes del debilitamiento más lento.

Las temperaturas más cálidas de la superficie del mar inducen un deterioro más lento al aumentar la cantidad de humedad que transporta un huracán cuando golpea la tierra”.

Este nuevo hallazgo sugieren que a medida que el calentamiento global aumente, el poder destructivo de los huracanes se extenderá progresivamente hacia el interior de la tierra. De ahí la importancia, de impulsar acciones para combatir el calentamiento global que trae consecuencias desastrosas para el medio ambiente.

Fuente: ecoosfera.com

Facebooktwitterlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat