El curioso caso de Mercado Libre y el Messi de los empresarios

Escribe: Julio César Nieto

En su prolijo libro “Crear o morir”, el periodista Andrés Oppenheimer se preguntó: ¿Por qué no surge un Steve Jobs en América Latina?

La idea de un Steve Jobs latinoamericano, algo aparentemente utópico, dependerá, cada vez más de los sistemas educativos y su relación con sus innovadores.

Un país que castiga o margina a sus emprendedores está condenado al atraso. Más aun, si estos derivan de la innovación tecnológica.

En la semana, dos economistas norteamericanos, Paul Milgrom y Roberto Wilson, de la Universidad de Stanford, fueron galardonados con el Premio Nobel de Economía por sus rigurosos estudios en el proceso de compra/venta de bienes y servicios.

Mercado Libre, la empresa fundada en 1999 por Galperin, cuenta hoy con casi 15.000 empleados en toda la región, un Capital-Market (valor de mercado) superior a los US$62.000 millones -cotizando más que todo el mercado argentino en conjunto, y con precio de acción sobrevolando los US$ 1200.

La historia de la empresa habla por sí sola. Entre idas y venidas, éxitos y fracasos, tras la cuarentena trepó a sus picos históricos, posicionándose como la indiscutible principal firma del país.

Sin lugar a dudas, Galperín (foto inferior) , es el Messi de los empresarios. En dos décadas, logró ubicarse en el Top Five de los hombres más ricos del país, y su caso es objeto de estudio en casi todas las escuelas de negocios del mundo.

Ahora. la pregunta que cabe detrás de estos logros, es si Marcos Galperín podría ser nuestro Bill Gates, Jeff Bezos o Steve Jobs.

La respuesta, entre la fantasía y realidad, presenta una desazón: el principal empresario innovador del país se encuentra empresarialmente “exiliado” en Uruguay.

Facebooktwitterlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat