Graglia: “Me parece una vergüenza lo que hicieron los concejales” accastellistas en Villa María

El intendente de Villa Nueva, Natalio Graglia, recibió a EL REGIONAL en su despacho privado. Café, mate para uno y barbijos mediante, analizó su gestión y lanzó varias críticas tras las consultas realizadas.

Escribe: Germán Giacchero

Natalio Graglia no duda. En cuatro años y medio que lleva como intendente de Villa Nueva elige la primera mitad de 2020. “Me quedo con estos seis meses con pandemia incluida a nivel de gestión. La pandemia tiene cura, el gobierno anterior, no”, es la primera declaración filosa de las varias que vendrán después.

“No me gusta la situación actual, pero los cuatro años anteriores nos frenaron en lo que podríamos haber avanzado. Hoy, tenemos un gobierno que va a llevar adelante políticas para poner de pie a la Argentina”, manifiesta.

Como materias pendientes menciona la construcción de viviendas y “muchas obras planificadas que no tuvieron el apoyo de la Nación en su momento”.

“Sí tuvimos un gran empuje y un acompañamiento muy fuerte del gobierno provincial y eso nos llevó a hacer una buena gestión. Pero, cuando se trabaja con Nación, los montos y las posibilidades de desarrollo son mucho mayores porque tiene mucha más caja para desarrollar proyectos”, explicó.

Para Graglia, el nombramiento de Martín Gill como secretario de Obras Públicas de Alberto Fernández implicó una bocanada de oxígeno para la gestión de muchos municipios de la región.

“Con el gobierno de Cristina trabajamos mucho, pero nunca tuvimos la posibilidad de ir a gestionar, de tener una oficina con las puertas abiertas, con disponibilidad de usar hasta un escritorio. Martín muestra una predisposición magnífica. Un tiempo antes, estábamos sentados seis o siete horas en la puerta de la oficina tratando de conseguir una audiencia”, remarca.

Graglia recibió a EL REGIONAL en su despacho. Analizó su gestión y lanzó varias críticas.

Proyectos y situación financiera

Consultado respecto de los proyectos a reactivar mientras pasa el temporal virósico, el mandatario destaca la necesidad de potenciar el comercio y la industria en un trabajo conjunto con el gobierno provincial, con obras como el parque industrial, entre otros beneficios.

“Y seguir con lo habitual, pavimentación de las arterias principales de circulación en la ciudad y luego seguir hacia adentro; cordón cuneta; refuncionalización del parque Yrigoyen; el sueño de lograr un estadio en el parque: generar espacios culturales que no tenemos…”.

Más allá de la paralización o quiebre que marcó la pandemia, apunta que esta etapa los “agarró sólidos económicamente”. “Se ve reflejado en el poder de acción del municipio, pagamos los sueldos y asistimos a la gente que no tiene recursos. Logramos levantar una emergencia económica de más de 30 años, que marcó un antes y un después en la historia de Villa Nueva”.

Medidas y contramedidas

Acerca de cómo analiza las contradicciones entre las normativas por la cuarentena, el ánimo de la gente y los reclamos de muchos sectores, Graglia sostiene que “hay que ser equilibrados para tomar medidas y decisiones”.

Interrogado respecto del caso particular de su par de Marcos Juárez, Pedro Dellarossa, que desobedeció una orden del COE central y autorizó a abrir los comercios antes de lo previsto, indicó que no le pareció “un buen accionar”.

“No quiero ponerme en las botas del intendente de Marcos Juárez, pero me parece que no fue un buen accionar. Se puede plantear las disidencias de otra manera, debería haber hecho una mesa de diálogo y evitar que la gente explote”, opinó.

“La gente está muy sensible y claro que entiendo al comerciante que esté forzando la necesidad de querer abrir, pero creo que tiene que haber una responsabilidad social para cumplir con los cuidados. Lo que ocurrió en Marcos Juárez podría haber ocurrido en Villa Nueva”, acotó.

“Hay que tratar de mantener la conducta, hoy dependemos del 100% de los vecinos. No entiendo a quienes están en contra de la cuarentena, de usar un barbijo o de mantener la distancia. Porque esos menos perjudican al resto que se está cuidando”, insistió.

El mandatario villanovense criticó al titular del COE, Sergio Arroyo, por cómo procedió en el caso de su hermano.

Las imputaciones

En este sentido, cómo analiza las imputaciones de Franco Graglia (hermano del intendente) y Martín Gill, y la investigación por la supuesta fiesta en la casa del Defensor del Pueblo. Sobre todo, pensando en el reclamo de los vecinos acerca de que los funcionarios no dan el ejemplo, se le preguntó.

“Fueron tres casos muy distintos. Del que menos puedo hablar es el del Defensor del Pueblo, conversé telefónicamente con él, sé que argumentó que había mantenido cuidados, que, si bien participó mucha gente del evento, fue alternando en la medida que lo disponía la reglamentación.

La imputación es una instancia de la investigación y no está mal que se haga, para que realmente se sepa la verdad.

Martín está exceptuado para circular y se venía hisopando para garantizar no contagiar a nadie. Cuando supo del resultado decidió aislarse. Los contactos estrechos dieron negativo, lo que quiere decir que el control que hizo sirvió. Martín tuvo los recaudos necesarios.

Lo de Franco fue muy apresurado de parte de (Daniel) Arroyo (director del COE Regional). Creo que se manejó pésimamente, no respetó nada ni siquiera la identidad de la persona involucrada. Creo que hubo un manoseo, fue muy arrebatado en general la denuncia penal. Nunca más lo vi realizar otra denuncia penal, se ve que no vio ningún otro caso irregular o que a él le pareció irregular.

Nunca explicaron bien a la gente cómo fue y la gente aún cree que mi hermano trajo a una persona que contagiaba a Villa Nueva. Trajo a una persona recuperada que no podía contagiar. Todo lo que se dijo fue una locura.No lo digo yo, lo dice la OMS y los infectólogos del país.

Aparte, Franco pidió el hisopado y se metió en cuarentena él. No tuvo en contacto con nadie. Lo fue a buscar porque era un villanovense que estaba desesperado. No entiendo cuál fue la parte mala. Hubo un desmanejo de Arroyo como referente del COE Regional, ni siquiera revisó cómo había sido, lo primero que se le ocurrió fue hacer una denuncia penal”.

No ve en los distintos casos cierto grado de responsabilidad personal en esas acciones. En el caso de Franco, por no haber informado antes…

“¿Adónde dice que nosotros tenemos que informar? En todo caso hay una no información del AMBA al COE Central, de ahí al Regional y, luego, a nosotros. En el caso de los chilenos que fueron positivos, que me expliquen quién avisó a quien. Nosotros llegamos a la casa e impedimos que un familiar entrara. Si el municipio no estaba en el lugar, eso se propagaba en la ciudad.

¿Dónde está escrito que le tenemos que informar al COE? Es al revés, a nosotros nos informan de quienes ingresan a la ciudad. Después por intereses políticos se desvirtuó todo y terminaron informando cosas totalmente distintas.

A partir de esa información que no estaba clara, la fiscal imputa por dos artículos, uno por propagación de enfermedad. Quedó claro que uno quedó desestimado y el otro se está investigando si cumplió con los protocolos, que le va a dar que sí, porque los cumplió. De hecho, Franco informó al COE. ¿Qué hubiera realizado de distinto el COE?, ¿lo hubiera dejado en Buenos Aires?

La interna peronista

Consultado respecto de la interna entre los sectores liderados por Eduardo Accastello y Martín Gill, y por la reciente votación en contra del oficialismo de parte de dos concejales del bloque escindido que responden al espacio del ministro de Industria, Graglia sostuvo:

“Me parece una locura lo que han hecho los concejales. Cuando vos tenés un acuerdo político, me parece que tenés muchas maneras de buscar al consenso y el arreglo. Tenés que dejar gobernar. Lo que pasó en el Concejo fue histórico, nunca en la historia de la ciudad hubo dos concejales oficialistas apoyando una medida de la oposición. ¿Solo para dar un mensaje político?, me parece una vergüenza.

No discuto la ley, pero si hay un proyecto político y en su momento se metieron en una lista, jueguen en equipo. A mí eso de escindirse me parece una falta de respeto al partido, al compromiso asumido para trabajar en equipo. Y yo lo he manifestado. Puede haber instancias de discusión interna, pero que se discuta puertas para adentro. Estimo que es para preocuparse lo que hicieron estos dos concejales. No lo entiendo en absoluto”.

Los concejales Cladera y López fueron duramente cuestionados por el intendente de Villa Nueva.

¿Considera que puede haber algún tipo de consecuencia en la relación con el gobierno provincial por la interna entre Accastello y Gill?

“No. Accastello es ministro de la provincia, pero no es referente de Schiaretti. Es parte de un acuerdo político. ¿Por qué ese espacio votó diferente en la Legislatura que en el Concejo Deliberante? Le suspenden la OIM (Ordenanza Impositiva Municipal) a Villa María y le generan un desfinanciamiento claro. No es muy difícil de entender. No va a cerrar las puertas, pero eso implica un desfinanciamiento.

¿Por qué no presentan un proyecto para que Epec deje de cobrar los intereses que le cobra a la gente que no puede pagar la luz? ¿Por qué no presentan un proyecto para que no cobren los cortes virtuales? ¿Solamente vemos lo de Villa María, lo otro no lo quieren ver?

Yo lo hablé antes de que se aprobara la suspensión de la OIM. ‘Ojo porque eso nos puede generar un problema financiero’. Si saco la OIM, le soluciono la vida al comerciante, pero ¿están todos en la misma situación?

Analicemos políticas de ayuda para quienes están realmente complicados, porque cuando hacés algo general le estás dando beneficios por ejemplo a una industria que trabajó como nunca en la pandemia. No se es justo con eso, debería haber tenido un análisis más profundo. Entiendo a los que están complicados, claro que los entiendo. Bueno, ayudemos a esos, pero no a los que la están juntando; sabemos que hay sectores que se han beneficiado mucho.

No es momento de buscar intereses personales si así fuera. No entiendo cuál fue el objetivo de hacerlo. Hoy la gente demanda otra actitud de los políticos, demanda que estemos en conjunto. Nadie quiere dejar de asistir a la gente, pero no nos apuremos con las medidas porque mañana a lo mejor cambia la situación y tenemos que ir para atrás.

Vamos a tomar medidas para quienes se vean perjudicados, pero no vamos a darle beneficios a quienes siempre le estuvieron debiendo al municipio. Creo que hay que ser justo y equitativo con los que pagan”.

Futuro político

“Lo principal es hacer un buen desempeño como intendente, que es el compromiso que asumimos como equipo. Me encanta trabajar en la política, pero no me desespera lo que venga. Voy a seguir trabajando siempre por Villa Nueva, porque voy a ser vecino por siempre y mis hijos quiero que sigan viviendo acá. Cuando esta pandemia sea un mal recuerdo en el tiempo, espero desarrollar la gestión que planificamos”, concluyó el intendente villanovense.

Facebooktwitterlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat