Inversiones: ¿Por qué somos un país inviable?

Escribe: Julio César Nieto

Tras el endurecimiento de medidas lanzadas por el BCRA y la AFIP para frenar el drenaje de reservas, el ‘nuevo’ dólar solidario, con impuesto del 35%, cerró a $131,26.

La serie de medidas tendientes a aliviar la presión sobre las reservas en el corto plazo afectará para peor la situación financiera de varias empresas, que por encima del incremento en las brechas cambiarias, las expectativas de devaluación acelera la decisión de muchas de ellas de cerrar o abandonar el país.

Tras el emblemático caso de Latam, sumado a tiendas como Falabella, varias empresas, cómo Glovo, buscan irse del país.

¿Por qué no atraemos inversiones?

En un informe de la ONU, sobre 202 países, el Indice de Atracción Global (GAI, según sus siglas en inglés) que realiza todos los años The European House Ambrosetti, el país retrocedió del puesto 73 al 92 en el ranking del 2020.

La creciente inestabilidad institucional, las erráticas políticas económicas, la presión tributaria e inseguridad jurídica (en materia de contratos) son las principales causas apuntadas por el informe, y la opinión de empresarios y economistas.

La lista que afecta tanto a empresas nacionales como extranjeras, muestra una vez más la inviabilidad de la Argentina a la hora de atraer inversiones ya sea desde adentro o de afuera.

La cuarentena más larga del mundo tampoco ayuda, ya que a diferencia de nuestros vecinos (como Uruguay o Brasil) la decadencia como llamador de inversiones se ha profundizado en los últimos tiempos, por las condiciones antes mencionadas.

Argentina terminará el año no solo con una crisis de deuda, desequilibrios fiscales y brechas cambiarias; sino además con un nivel de IED (Inversión Extranjera Directa) similar a los que tuvo en la época de la hiperinflación de 1989, o de la Crisis 2001/2002.

  • Leé más:

Facebooktwitterlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat