“La Cumparsita”: timba, juicios y los papelones detrás de un himno mundial

Escribe: Julio A. Benítez – benitezjulioalberto@gmail.com

La Cumparsita es uno de esos tangos inolvidables. Fue compuesta por Gerardo Matos Rodríguez (Montevideo 18 o 28/03/1897- 25/04/1948) (Becho para sus amigos), con fecha imprecisa. Pudo haber sido a fines de 1915 o principios de 1916, estudiante de arquitectura; estaba en cama, reponiéndose de un problema de salud. Su papá, Emilio Mattos, era dueño del famoso cabaret Moulin Rouge.

Estudiante de arquitectura, en un teclado de piano dibujado en un cartón escribió la música, como una marcha para una mascarada estudiantil, mezcla de Facultad de Medicina y Federación de Estudiantes Universitarios de Uruguay para las fiestas carnestolendas y su primer nombre fue “La Comparsa” para ser, después, definitivamente, “La Cumparsita”.

Luego se la mostró al pianista Roberto Firpo, que actuaba en Montevideo, quien le pidió a Carlos Warren (pianista, director de orquesta y compositor uruguayo) que a dicha marcha la convirtiera en tango. Le agregó una sección y Firpo de su repertorio le sumó una parte de la instrumentación de su tango “La Gaucha Manuela”.

Lugar donde se estrenó La Cumparsita en Uruguay.

Momento en que Firpo le dijo al joven Gerardo…

-Ahora podemos firmar un acuerdo como que la canción es autoría de los dos, dado que a mí ya me conocen y tú eres un desconocido.

La respuesta fue rotunda…

–No, no, yo soy el autor así que la registraré a mi nombre, si usted puede y quiere, interprétela en el lugar que acostumbra a actuar.

Roberto Firpo la estrenó con su cuarteto, con él al piano y violín, bandoneón y clarinete, en la famosa confitería “La Giralda” (Palacio Salvo), que tuvo como resultado una breve notoriedad inicial y un pronto olvido.

Aparecieron dos discos del sello Odeón, el primero grabado por el mismo Roberto Firpo con su conjunto y el segundo por la orquesta de Alonso-Minotto.

A la timba

Roberto Firpo, sin autorización de su autor, la tocó en el “Café Iglesias”, en Buenos Aires, cuando ya Gerardo Matos Rodríguez le había vendido todos sus derechos a la “Editorial Breyer Hermanos”, en Buenos Aires.

El valor por registrar la autoría de una canción era de $5.oo oro (cinco pesos oro) (a él le abonaron, no se sabe porqué motivo), 20 copias en papel de la canción y la interesante suma para la época de $50.oo oro (cincuenta pesos oro) que Gerardo los cambió por dinero uruguayo y de allí a Montevideo, al Hipódromo Maroñas, donde jugó todo  a un caballo, que no ganó.

Mientras tanto, los músicos Contursi y Maroni, por su cuenta, le escribieron una letra a esa música, con el título “Si Supieras” (Si supieras que nunca te he olvidado…) que cantó Carlos Gardel en 1924, acompañado por sus guitarristas Ricardo y Barbieri para el sello Odeón.

Éxito mundial

Aquí comienza la historia del rotundo éxito mundial de “La Cumparsita”, el tango más grabado de todos los tiempos, el más representativo y el que todo el mundo reconoce de inmediato.

Gerardo Matos Rodríguez hacía periodismo y su vida era compartida entre Buenos Aires, Montevideo y París. Como músico escribió más de 70 tangos en partituras y más de 40 en discos, además de ser compositor de canciones uruguayas.

Grande fue su asombro, cuando llegó por primera vez a París y en todos los lugares, cafés, restaurantes, publicidad callejera, en películas, en fin, se oía su música, su creación, allí recién se dio cuenta de que su tango era ya famoso en Europa. 

Se supone, que en la capital francesa conoció a Carlos Gardel, con quien se hicieron grandes amigos, cuando el cantor interpretó otra versión de su canción, con los mismos guitarristas, el 17 de diciembre de 1927.

Otra grabación, casi desconocida, de unos años antes, es la del cantante y guitarrista Mario Pardo, que la cantó con las primeras estrofas de aquella marcha “La Comparsa”, época en la que también apareció otra letra, de autor desconocido.

Las protestas de Gerardo fueron inmediatas, quizás ningún otro tango haya originado tantos juicios y contrajuicios, que habrían perjudicado su salud, y que, tal vez, hayan precipitado su muerte, tan joven, a los 51 años.

La Cumparsita es el tango más conocido a nivel mundial.

Himno mundial del tango

Su canción fue incorporada a la UNESCO en la “Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad” y además es considerada como el “Himno Mundial del Tango”.

Como cuando él había vendido sus derechos de autor, que se cita anteriormente, era menor de edad, sus abogados consiguieron anular aquella venta, por lo que la justicia dio como resultado que el 80% de los ingresos correspondía a Gerardo y/o herederos, y un 20% para Contursi y Maroni y/o herederos, que la habían rebautizado “Si supieras”.

Matos Rodríguez manifestó que, excepto en la primera aparición como “La Comparsa”, escrita en su juventud, no debía tener letra, únicamente era música para bailar.

¿Y? “La Cumparsita” es… ¿Argentina por la letra de “Si supieras” o uruguaya por el autor de su música?

Fuente: Libro “Las mejores letras de tango” – Autor Héctor Ángel Benedetti – Escritor, investigador, coleccionista y crítico literario – Nació en San Martín (provincia de Buenos Aires) el 10 de noviembre de 1969.

Otros datos de página web aportados por su sobrina-nieta Señora Rosario Infantossi Durán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat