La realidad nos cayó encima. ¿¡¡Jubilados: A qué se lo llama injusto!!?

Reforma previsional en Córdoba

Escribe: Miguel Andreis

El miércoles pasado, en horas de la tarde, se conoció que, con 46 votos positivos, 12 negativos y tres abstenciones, en la unicameral se aprobó en Córdoba el proyecto de reforma previsional. Lo que bajaba desde el Gobernador Juan Schiaretti, en la búsqueda, por un lado, de limitar el histórico déficit de la caja de jubilaciones de la Provincia y por el otro, comenzar a poner algo más de equilibrio, si así se puede señalar, entre los haberes que superan largamente los 68 mil pesos y los que sobreviven con la mínima, que no llega a los 17 mil pesos. 

———————-

La metodología, desafortunada, el objetivo, comprensible

La propuesta votada, bajada desde el Ejecutivo, comprende nuevos parámetros en las modificaciones. La Caja de la provincia, tiene una pérdida anual cercana a los 35 mil millones de pesos. Seguramente que toda esta sesión para la implementación, denominada: “Proyecto de ley para fortalecer la solidaridad y sostenibilidad de la Caja de Jubilaciones”, fomentada desde el mismo gobierno, no fue de lo más prolija, quizás, aprovechando las derivaciones que genera esta cuarentena- pandémica, exacerbada en sus determinaciones, que adopta el gobierno nacional, donde se nos tiene a la población del país, absolutamente encerrados y silenciados. Casi con visos de democracia olvidada.  La oposición rechazó la metodología usada. “Nos enteramos por los medios de comunicación” reflejaron, sumando además que “lo votado, no es otra cosa que reducir el déficit en unos 6.500 millones de pesos…”; “Quedarían 3.500 millones más, que deberían ser cubiertos por los fondos provinciales” sostienen los opositores. Y suman otras concepciones como que se viola la Constitución Nacional. Y casi dibujada una chicana a medias, extienden, “que es un desatino aprovechar la pandemia para recortarle las jubilaciones a nuestros viejos…”

¿Vale preguntarse ¿A qué viejos?

En todo caso si nos fijamos por lo que retira cada quien, de los cajeros, hay viejos y viejos. Y hay jubilados y jubilados. No todos son lo mismo. Ni cobran lo mismo. Y mucho menos viven de igual manera.  Es verdad, el proyecto se aprobó entre gallos y medianoche. Se negaron desde el oficialismo, a tomar el camino de los procesos constitucionales. Ahora, ¿eso le quita fundamentos a la lógica?  Desde los sectores opositores se escucharon las más diversas críticas. Fundamentadas algunas, otras cargadas de conceptos ideológicos, exponiendo además que “el oficialismo en 20 años de gobiernos se gastó mucho más de lo que podían, tomaron deuda en dólares para hacer obras, se cansaron de decir que los jubilados de Córdoba eran los mejores del país y ahora hacen este atropello contra las leyes”.

————

Se dice que esta normativa busca poner un poco, solamente un poco más de equidad. Desde hace años se viene insistiendo en lo que aportó cada uno des de su actividad laboral. Números que en su mayoría los jubilados no alcanzan a comprender. Un embrollo de cifras que desde el discurso de aquellos que más ganan, poco y nada les importa lo que cobran la inmensa mayoría- sueldos de hambres. Ni los gremios que tanta retórica tienen en su demagógica verba para los jubilados y pensionados, hacen nada. Tampoco los partidos políticos, mientras estuvieron en el poder, lograron achicar esa brecha entre unos pocos favorecidos y la abrumadora mayoría que debe perdurar con migajas. Eso de la solidaridad entre laburantes es una falacia. Y otro sofisma es decir que “nosotros aportamos mucho más que otros, por lo tanto, nos merecemos lo que cobramos”; o el “Hay que igualar hacia arriba…”

“Cualquier argumento parece válido para justificar la abismal diferencia entre los que reciben unos y otros”. 

 Seguramente 68 mil pesos, el piso a quienes les descontarán algo de sus haberes, no es mucho para atravesar el mes dignamente, en un país desbastado, denigrado económicamente por los gobiernos que estuvieron de turno; El simple hecho de pensar que millones de personas, tienen que perdurar con 17 mil pesos, suena a burlón testimonio.

Nadie ignoraba que esta medida, un día se debería tomar, el sistema previsional hace años que está agonizando. En coma. Alguna pizca de equidad, aunque esto esté muy lejos de serlo, había que estructurar.  Ninguno, o seguramente muy pocos, de los que ganan más del tope indicado, piensan qué cuando pase al sector pasivo deberá salir a buscar otro conchabo para no perder la calidad de vida. Y eso no está mal. En cambio, todos aquellos que en la actualidad tienen un mensual menor a los 50 mil pesos (muchísimos más que los acotados), deberán, quieran o no, salir en el rastreo de lograr algunos otros dinerillos extras. Hay miles de personas que no quieren jubilarse por esta razón. Ningún político puede ignorarlo.  Conseguir otro conchabo se convierte en una imprescindible necesidad para no caer en las denigrantes indigencias. Y claro, tampoco es justo que unos ingresen a la pasividad a los 60 mientras la mayoría lo debe hacer a los 65.  

Tal vez este sea el comienzo de una crisis, que desde el poder central quieran ocultar y de la que no sabemos cuándo y cómo salir. El planteamiento para imponer un proyecto, no fue el más adecuado, pero el objetivo final, tal vez conlleve una perspectiva mayor de equilibrio. La desigualdad entre unos pocos que ganan mucho y muchos que ganan poco, siguen siendo abismales. Esto es tan solo un paso. 

]]>
Facebooktwitterlinkedinmail

2 comentarios en “La realidad nos cayó encima. ¿¡¡Jubilados: A qué se lo llama injusto!!?”

  1. Cecilia Andrea Fernan

    Lamentablemente ésta ley ha nacido mal parida, violando la Constitución Provincial y sin escuchar a nadie salvo la orden del gobierno Nacional de ponerse de rodillas, es el costo de una Provincia que jamás le dio su voto al Kirchnerismo. No habrá mejoramiento en las jubilaciones mínimas, no se equivoquen, esta ley no sólo es inequitativa sino que pulverizarán cualquier aumento con la inflación, imaginen que si que se diera un aumento del 10%, para ser generosa, al que percibe 25.000 se le sumarán 2.500 después de dos meses de otorgado, para el que percibe 100.000 se le sumarán 10.000, siempre terminarán perdiendo los que menos ganan, eso es lo que quiere el peronismo, que todos los días tengamos más pobres. Esta ley seguirá siendo una mala ley y les habrá metido la mano en el bolsillo a todos, pero el que más pierde es el que menos cobra. Alfonsín decía que bajar las jubilaciones es robar y Schiaretti y Fernández nos están asaltando y al delito hay que agravar lo porque estamos en época de pandemia y nos tienen encerrados.

  2. ¿Y si vamos a una economia de mercado ?
    EL ESTADO PEQUEÑO ?
    YO AUTONOMA escala A
    Y PEBSIONADA de un autónomo ESCALA D
    LOS AUTONOMOS PAGAMOS UN 30 % de una base IMPONIBLE .
    RECIBO DOS MINIMAs
    ES QUE TODOS QUIEREN Vivir DEL ESTADO
    Y los informales ?
    Electricistas,gasistas , electricistas plomeros ALBAÑILES etc ?
    TODOS ECPVADEN
    Se anotan por si pasa algo y en tiempos de Cristina ase jubilaban de gratis todos y todas
    EN mi caso aporte en AUTONOMOS. 30 años CATEGORIA A y no solo eso antes de que salga la gestora me,hizo,pagar todos junto 1000 DÓLARES eran 3000 mil pesos en ese tiempo
    LA PENSIÓN Me quitaron el,30 % y después otro 30 %
    SALIÓ REPARACION HISTORICA Y DUJOVNE Y MARCOS BRAUM PEÑA
    Y MACRI decretó NO ES PARA AUTONOMOS la reparación
    MACRI DEVALUÓ TANTO QUE UN $ vale usd 0,0000000
    PERO LA INFLACIÓN REVALUA EL PESO
    Y en la periferia de Villa María también cobran ABL RENTAS Y EL IVA QUE RECAUDACEL COFRE DE LA ROSADA
    Y NO VUELVEN EN MEJORAS EDILICIAS PARA LA PERIFERIA como debería ser,.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat