Las indiscrecionalidades del gobierno

Escribe: Cristina Pablos

Hemos visto muchas a lo largo del año que pasó. Comencemos por los 65.000 millones que la Nación le quitó a la ciudad de Buenos Aires porque a la señora le molestaban que los helechos tuvieran luces ¿no sería mejor ponerle luces también a los helechos de La Matanza? Siempre igualando para abajo; pobrismo puro. Además, no se tuvo en cuenta que la ciudad de Buenos Aires, aparte de estar entre las más importantes del mundo, es la capital del país. La carta de presentación y puerta de entrada para todos los extranjeros que nos visitan.

Otro desbarajuste armaron con las vacunas: la única que tenemos-la Sputnik V- está refloja de papeles. El mismo Ministro de salud, G. González García, comentó que “el presidente está nervioso porque no llegan los papeles”. Ok, nosotros también. Se reportaron 317 casos de reacciones adversas.

El genio Jorge Rachid, asesor de Kicillof, dijo que los de Pfizer habían pedido, a cambio de la vacuna ¡lean esto!: los glaciares y los derechos de los permisos de pesca. Del ridículo no se vuelve, Rachid. Consultados los del laboratorio Pfizer por una fuente muy confiable, dijo que a la Argentina le habían pedido lo mismo que a los demás países que ya la están colocando, y ésta, con los papeles en regla como para tranquilizar al presidente.

Cerraron las exportaciones de maíz, por si al campo le faltaba algo más este año. Los cerdos y las gallinas agradecidos.

Cayéndose del año, el 29 de diciembre, se aprobó en el Senado, la IVE (interrupción voluntaria del embarazo) con un gran circo verde afuera festejando en tetas. No chicas, lo único que necesita una mujer para reclamar derechos e igualdad es mostrar su inteligencia no su físico. Por el otro lado, las celestes lloraban desconsoladas.

Simultáneamente, en Diputados, los oficialistas aplaudían el recorte a los jubilados. ¡Si es para llorar, no aplaudir, señores! El año pasado, con los recortes que ya tenían de gobiernos anteriores, la ANSES se ahorró 100 mil millones de pesos, los cuales fueron a planes sociales; es decir, los viejos que trabajaron toda la vida aportando para tener una vejez digna, son los que mantienen a los vagos. ¡Qué país increíble! Mientras, un juez le reconoce los ¡tres! sueldos que debe cobrar CFK, que se robó el país, sin pagar impuesto a las ganancias más 20 millones de retroactivos desde 2016 a 2020. Lo que la sra. cobra en un mes equivale a lo que cobran casi 200 jubilados de la mínima.

Para terminar el año, tenemos la indiscreción acostumbrada del presidente de rebelar lo que habla en privado con otros mandatarios o ex (bien de chusma). Le ofreció a Uruguay terciar para que le envíen la vacuna rusa. Uruguay, bastante enojado (y con razón) le dijo que ya es bastante grandecito La Calle Pou como gestionar por sí mismo y menos la vacuna rusa. ¡Ah!, me olvidaba: eyectaron al embajador en China por no gestionar la vacuna de ese país, cuando las negociaciones son de ministerio a ministerio. La idea era poner a Sabino Vaca Narvaja, con ascendente montonero perteneciente a La Cámpora. Para variar, Alberto Fernández cambió su opinión de dos años atrás cuando dijo que a Nisman lo habían asesinado; pues bien, ahora parece que fue suicidio para el presidente.

Así comenzamos 2021. Ajustemos los cinturones, que vamos a despegar…

Facebooktwitterlinkedinmail

1 comentario en “Las indiscrecionalidades del gobierno”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat