Los abuelos no mueren de Covid, están muriendo de tristeza

Carta abierta al Sr. Concejal en Ejercicio de la Intendencia, Ingeniero Pablo Rosso.

LOS ABUELOS NO ESTÁN MURIENDO DE COVID. ESTÁN MURIENDO DE TRISTEZA, pero no se publican en las siniestras estadísticas.

En medio del contexto social inhumano, de amenazas e imputaciones que amedrentan nuestro derecho a la VIDA, a la LIBERTAD, a la CONTENCIÓN de la familia… Solicito al Sr. Concejal en funciones de Intendente Municipal, Ingeniero Pablo Rosso, se implemente un protocolo para contención de los abuelos que se encuentran en situación de encierro desde hace SEIS MESES en los Hogares para la Tercera Edad.

Un simple recorrido por los mismos le proporcionaría una visión totalmente diferente a las decisiones de oficina aplicadas bajo amenazas de imputaciones que vive la sociedad argentina y específicamente la de Villa María.

No queremos ver más los ABUELOS llorando, en situación de pleno dolor y encierro aspirando al menos respirar aire puro, al encuentro con algún familiar que los contenga, minutos de privacidad para expresar sus angustias, lágrimas y dolor por una situación que no merecen.

No queremos más protocolos carcelarios, faltos de total empatía como si los que mueren de tristeza y depresión no pesaran sobre las espaldas de los funcionarios que los elaboraron.

Los ABUELOS no se cuidan encerrándolos, tras rejas que marquen la diferencia entre los de adentro y los de afuera que pasamos a ser los familiares.

Los ABUELOS que trabajaron toda su vida, merecen un descanso digno, con acompañamiento y contención familiar.

Por todo lo expresado, solicito al Señor Concejal, en ejercicio de la Intendencia, ingeniero Pablo Rosso, haga una excepción en la rigidez de los actuales protocolos para los Hogares de la Tercera Edad y se actualicen como se ha hecho en CABA y La Rioja, que los mencionados sean más humanos ya que es posible con los elementos de protección y prevención necesarios.

No aceptamos más, bajo ningún concepto, la impotencia ante lágrimas continuas por un encierro enfermizo y mortal.

Se puede y debe ser EMPÁTICO. Se puede y debe PREVENIR sin REPRIMIR. Se puede y debe EDUCAR con EJEMPLO Se puede y debe CONTENER con HUMANIDAD

Sólo es necesario EFICIENCIA en las MEDIDAS DE BIOSEGURIDAD”.

Martha Maldonado (DNI 14.665.688)

“HASTA EL ÚLTIMO SUSPIRO TENGO MIS DERECHOS” (Solange Musse)

Facebooktwitterlinkedinmail

1 comentario en “Los abuelos no mueren de Covid, están muriendo de tristeza”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat