[Buena Vida] Los beneficios de beber agua

Habrás leído y oído un millón de veces que debes beber agua. Normalmente, los médicos recomiendan entre 6 y 8 vasos de agua al día, o 1 litro o litro y medio de agua, aunque también depende de tu complexión, salud y actividad. El otro medio litro, lo obtendrás si comes fruta y verdura, ya que son alimentos de por sí muy acuosos.

Perder peso. El agua es una herramienta fundamental para perder peso, sobre todo porque sustituye al alcohol, refrescos y jugos envasados, que contienen mucho azúcar y calorías. Además, quita o reduce el hambre, ya que muchas veces crees que tienes hambre y en realidad, es que tienes sed.

Aumenta tu energía. La deshidratación te quita energía y provoca que te sientas cansado.

Salud para tu corazón. Con beber agua regularmente y en cantidad suficiente estás reduciendo el riesgo de sufrir un ataque al corazón.

Mejora tu forma física. La deshidratación puede reducir tu capacidad para hacer ejercicio. Bebe agua, antes, durante y después del ejercicio y mejorará tu actividad deportiva, puesto que la sudoración hará que tu organismo pierda agua.

Mejora tu digestión y el estreñimiento. Tu sistema digestivo necesita una buena cantidad de agua para hacer la digestión de forma adecuada. Con frecuencia, beber agua soluciona los problemas de acidez estomacal y el agua junto con la fibra puede curar el estreñimiento, que con frecuencia, también es consecuencia de la deshidratación.

Reduce el riesgo de cáncer. Se ha detectado que, en relación al sistema digestivo, beber la cantidad de agua adecuada puede reducir el riesgo de cáncer de colon en un 45%, el de vejiga en un 50% y posiblemente también el de pecho.

Piel sana y joven. El agua será la responsable de que tu piel se mantenga tersa y radiante, puesto que las arrugas se pueden prevenir -en parte- con una correcta hidratación tanto interna como externa.

Limpia tu organismo. El agua elimina las toxinas y los productos de deshecho de tu organismo, por lo que será fundamental ingerir la cantidad de agua necesaria para que nuestros riñones y todo el sistema excretor pueda ejercer su función. De lo contrario, no seremos capaces de eliminar las sustancias que nos sobran y se irán acumulando, un hecho que puede derivar en afecciones como cálculos o ácido úrico.

Fuente: salud.uncomo.com

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *