Música e Historia: Recuerdos de “Milico e´ Pueblo”

“En las horas de la ronda ¡si habrá cosas que pensar! Solo, solo.

Escribe: Leo Muñoz

Capagorry, Viglietti, Zitarrosa

La letra de “Milico e´ Pueblo” fue escrita por el escritor, narrador y dibujante uruguayo Juan Capagorry (1937-1997), la música es de Daniel Alberto Viglietti Indart (1939-2017), reconocido músico y cantautor uruguayo.

En el disco “Hombres de Nuestra Tierra” diez canciones pintan oficios camperos de la Banda Oriental: carrero, peón, milico (policía), pescador, calagualero (yuyero), monteador (hachero), chacarero, garcero (cazador de garzas), acordeonista y cañero.

La inconfundible voz de Alfredo Zitarrosa también cantó letras del álbum referido, motivado por la vida rural y el quehacer de sus hombres.

La versión de Alfredo Zitarrosa.

Luis Landriscina

La capacidad narrativa de Don Luis (Luigi) Landriscina permite a quien lo escucha, descubrir los colores, sonidos, costumbres de los pueblos del interior de la República Argentina y aún de otros países.

Nacido en el Chaco (Colonia Baranda, 1935), conoce por propia experiencia tierra adentro la vida del paisanaje, los ritmos de los pueblos de campaña, pesa exactamente cada personaje y es capaz de exponerlos de manera nítida y perdurable incluyéndolos en sus relatos.

En 1872 se creó el Territorio Nacional del Gran Chaco, subdividido en 1884 en los territorios nacionales de Formosa y Chaco, recién en 1951 se crea la Provincia de Chaco, cuando Landriscina cumplía sus 16 años.

Relata el cuento “Milico de Pueblo” precisamente marcando este cambio histórico y el proceso consecuente de ordenamiento de las nuevas autoridades y sus organismos dependientes, entre ellos, la policía.

El relato del humorista Luis Landriscina.

“Milico e´ Pueblo” (letra)

La pitada ‘el guardia civil lo pone en hora al pueblo. La gente se recoge en sus casas. Por las calles solas el milico hace su ronda. En un rincón del mostrador, con disimulo se toma una copa. De un trago se la toma. Después sigue. Las noches son siglos. Pita un cigarro y se distrae… ‘que más no sea.

En el pueblo nunca pasa nada. Pasa que él a veces se acuerda de su vivir de antes. Se vino ‘e la campaña porque tiene hijos en edad escolar, y allá anda, de uniforme y lata. Pero él adentro está entero, el hombre que hay en él brilla sin galones. A ése no le pueden mandar. ¡Salú’, hermano!

El milico con su pito

ya les prende los faroles,

noche, noche.

Despierto queda el boliche

envejeciendo en alcoholes,

caña, caña.

Te refalás por el fondo,

bebedor de un trago solo,

milico, milico.

Uniforme que te duele

a vos, que sos como todos,

hombre, hombre.

Que todos te son iguales

si te toca proceder,

hermano, hermano.

En las horas de la ronda

¡si habrá cosas que pensar!

solo, solo.

Levantándose en la noche

perros, gallos y rocíos,

madrugada, madrugada.

En lo que tenés adentro

nadie te puede mandar,

milico, milico.

Lairarai, lararaira…

¡Nadie te puede mandar!

“Milico e´ Pueblo”, por Daniel Viglietti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat