Nobleza gaucha, de la exitosa película a la yerba mate [Video]

Escribe: Julio A. Benítez – benitezjulioalberto@gmail.com

Nobleza Gaucha es una película argentina, sin sonido, en blanco y negro, dirigida por Humberto Cairo, jefe de producción de la empresa de Julián de Ajuria, Ernesto Gunche y Eduardo Martínez de la Pera, con guión de José Hernández Castillo sobre los poemas Martín Fierro de José Hernández y Santos Vega de Rafael Obligado.

Se estrenó en 1915 y tuvo como protagonistas a Orfilia Rico, Arturo Mario, María Padín, Celestino Petray y Julio Scarcella. En 1937 se realizó una nueva versión con sonido. Fragmentos de este film fueron incluidos en la película” Aller Simple” (Tres historias del Río de la Plata 1998).

Un patrón licencioso rapta a una bella puestera y la lleva a su palacio de Buenos Aires. Cuando el gaucho que la quiere acude para rescatarla, el estanciero se vale de un comisario corrupto para acusarlo falsamente como cuatrero (ladrón de ganado).

El gaucho consigue salir de tal acusación, monta su caballo y persigue al estanciero, quien muere al desbarrancarse con su caballo.

Las escenas de exteriores fueron filmadas en la estancia “La Armonía” y las de interior sobre una escenografía construida en la terraza de una mueblería y en otros escenarios auténticos de Buenos Aires.

Éxito total

Su estreno fue un fracaso, pero José González Castillo tuvo la feliz idea de sustituir casi todas las leyendas explicativas del filme con fragmentos de los poemas Martín Fierro y Santos Vega, obteniendo en su segunda presentación un éxito clamoroso que permitió que 20 millones de pesos m$n, que costó la película, se convirtieran en 600 millones de pesos m$n por los ingresos obtenidos.

Una idea de la popularidad del filme lo da el hecho de que llegó a darse simultáneamente en 25 cines porteños y además fue vista en España, Brasil y otros países latinoamericanos. La compañía yerbatera “Molinos Río de la Plata” aprovechó para utilizar la marca “Nobleza Gaucha” para su producto y la continúa usando hasta la fecha.

  • Mirá la película original completa:

El hecho de que la acción se desarrollara tanto en el campo como en la ciudad permitió contrastar con la vida en uno y otro ambiente, y mostrar a los habitantes de la ciudad aspectos típicos de la campaña, como domas, canciones, arreos, ranchos, asados y, sobre todo, transformarse en un filme de denuncia social sobre la explotación de que era objeto el trabador rural.

En las escenas de la ciudad, aparece el barrio de Constitución, la Avenida de Mayo, el edificio del Congreso, así como los recién llegados automóviles y los personajes como canillitas, vigilantes, sacerdotes, etc. Las actuaciones fueron medias, sin exageraciones.

Campeona del cine mudo

Para el crítico Di Núbila “todo esto dio a Nobleza Gaucha interés, calidad, encanto y autenticidad”. La inteligencia de su concepción y el acierto de la ejecución deben atribuirse a la capacidad combinada de Caito, Martínez, Gunche y González Castillo, que jamás volvieron a trabajar juntos y que, separados, nunca pudieron repetir la hazaña, ya que en realidad no se repitió el fenómeno de Nobleza Gaucha, pese a lo temprano de su aparición, y que permaneció como campeona de boletería del cine argentino hasta el advenimiento del cine sonoro.

Esta película fue exhibida en el Festival de Cine Latinoamericano de Polonia el 28 de junio de 2003 y en el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, el 8 de noviembre de 2008.

Fuente: “La Época de Oro del Cine Argentino” – Ediciones “El Jilguero” de Domingo Di Núbila.

Facebooktwitterlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat