Mitos y verdades: ¿Para qué sirven las frutas y verduras?

¿Para qué nos sirven las frutas y verduras? Contienen numerosos beneficios para la salud, conoce todo a detalle para una alimentación sana.

Es común escuchar recomendaciones sobre el consumo de alimentos saludables como parte del día a día. No obstante, alguna vez te has preguntado ¿para qué nos sirven las frutas y verduras? Te explicamos por qué es de suma importancia que las incluyas en tu dieta cotidiana.
Desde una visión general, se sabe que el consumo de este tipo de alimentos aporta beneficios muy grandes a la salud. Las frutas y verduras tienen efectos antioxidantes, antiinflamatorios y en algunos casos, anticancerígenos. Aunque, una de sus propiedades más beneficiosas es que estos alimentos ayudan en gran medida a prevenir enfermedades cardiovasculares.

¿Para que nos sirven las frutas y verduras?

Según la OMS, la ingesta de frutas y verduras a la dieta diaria, puede reducir el riesgo de desarrollar algunas enfermedades no transmisibles. Entre ellas incluidas las cardiopatías y algunos tipos de cáncer.
Además, si se combinan con los alimentos adecuados, es decir, baja en grasas y azúcares, también pueden contribuir a prevenir y reducir el riesgo de obesidad. Otro gran enemigo de la vida saludables

Alto contenido en nutrientes

Tienen un alto contenido en vitaminas y minerales, que nos ayudan a mantener el cuerpo en estado saludable. Así, estará mejor preparado para afrontar la tan temida oxidación. A pesar de que este es un proceso natural del cuerpo y que gracias a él envejecemos, factores externos al reloj biológico como el estrés y una mala alimentación pueden coadyubar a la oxidación de las células y con esto aparecen las enfermedades.
El experto en nutrición y bromatología, Rubén López Nicolás de la Universidad de Murcia, argumenta que consumir frutas y hortalizas “nos mantiene jóvenes más tiempo, más sanos, porque el cuerpo es capaz de neutralizar más rápidamente los daños externos a los que nos sometemos a diario”.
Aunado a esto, también son ricas en fibra alimenticia y todo un cúmulo de sustancias que no pertenecen a los nutrientes, pero que son altamente beneficiosas:

Fitoesteroles

Están presentes en casi todas las verduras, frutos, semillas, hojas y tallos comestibles. Si quieres obtener sus beneficios bastará con incluir estos alimentos a tu dieta diaria.
La composición química de los fitoesteroles vegetales, es muy similar a la del colesterol. Salvo que los primeros no pueden ser producidos por el organismo. En la actualidad se conocen más de 40 tipos de fitoesteroles.
Su característica más peculiar es que bloquean la absorción del colesterol a nivel intestinal. Su consumo regular además, ayuda a reducir los niveles de colesterol presentes en la sangre. Lo que significa que son moléculas que poseen un marcado efecto hipocolesterolémico. De ahí que ayuden a prevenir enfermedades cardiovasculares.

Flavonoides

Son una clase de compuestos polifenólicos, presentes en las frutas y verduras, responsables de dotar de los colores intensos característicos de estos alimentos. Actúan como agentes antiinflamatorios y antioxidantes, que ayudan al sistema inmunológico.
A pesar de que no se conoce del todo el funcionamiento de los diferentes tipos de flavonoides, numerosos estudios los han relacionado con la prevención de cáncer.
Según una investigación realizada la Universidad Edith Cowan, encontraron que los flavonoides producen un efecto protector, en mayor grado en aquellas personas con riesgo de sufrir enfermedades crónicas por el consumo de tabaco y alcohol.
Los investigadores descubrieron que las personas con una ingesta de media a alta de alimentos con flavonoides, eran menos propensas morir de cáncer o enfermedades cardiacas.

Recomendaciones

Ahora ya conoces para qué nos sirven las frutas y verduras. Nos brindan numerosos beneficios a la salud y como ya hemos visto, son primordiales para cuidar nuestro sistema inmunológico y así llevar una vida saludable. No es casualidad que las recomendaciones, incluyen consumir por lo menos una fruta y una verdura al día.
La Organización Mundial de la Salud como parte de fomentar la seguridad alimentaria, recomienda llevar una dieta saludable baja en grasas, azúcares y sodio. A la par de consumir más de 400 gramos de frutas y verduras al día, para mejorar la salud general y reducir el riesgo de determinadas enfermedades no transmisibles.
El estudio de la Universidad Edith Cowan, se publicó el 13 de agosto de 2019 en la revista Nature (DOI).

Fuente: ecoosfera.com

Facebooktwitterlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat