Permiso, quiero soñar

Escribe: Román Cavaglia

¿Quién se habrá llevado nuestros sueños postergados?

Quería viajar y no pude, entonces tuve que esperar.

Tenía ganas de ver a esos amigos allá lejos, pero no pude llegar. Y me dieron ganas de ir a bailar, pero tampoco pude.

Entonces pensé proyectos, y digo, la casa, vamos pero… no, no sé que semestre será mejor para empezar.

Digo, ¡vamos a cambiar el auto! pero, el crédito por ahora no se podrá.

Y, ¿si me pongo las pilas y programo mis vacaciones? No, por ahora, no podrás.

Entonces, ver a mi equipo, pero parece que ya no jugará. Pucha y… ¿un picadito? ¡Imposible! Te vas a contagiar.

Bueno, vayamos a ver el tren, pero… hace años que ya no está. Y un helicóptero, ¿no? No… acá no hay.

Bueno, no sé, vayamos a cenar… Eso, es de otra época, ni digas esa barbaridad.

Y entonces, ¿qué nos espera?, ¿quien nos enseñará cual es nuestro destino?

¿Qué vida hay que esperar? Y entonces, ¿qué nos espera? ¿Cuál será nuestro destino? ¿Qué vida hay que esperar? ¿Tengo que sacar un permiso?

Permiso… quiero soñar.

Facebooktwitterlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat