“Por una cabeza” (Le Pera, Gardel)

“Pero si algún pingo llega a ser fija el domingo
yo me juego entero ¡Qué le voy a hacer!”

Escribe: Leonaro Diego Muñoz

1935

Es en la ciudad de Nueva York donde Carlos Gardel y Alfredo Le Pera componen este tango en 1935, con motivo de la última película del “Zorzal Criollo”: “Tango Bar”. La música corresponde a Gardel y la letra a Le Pera. Es uno de los más grandes clásicos del tango y del hombre de la sonrisa eterna. El 24 de junio de ese mismo año morían ambos en el accidente de avión en Medellín, así como el guitarrista Guillermo Barbieri y el secretario Corpas Moreno.

Gardel y Le Pera

La pasión burrera

Sin equivocarnos podemos decir que la Patria se hizo a caballo. Las cuadreras y el pato establecieron cimientos duraderos en los deportes hípicos, llevando a la Argentina a la cumbre, por ejemplo, del polo. Irineo Leguisamo (1903-1985) se convirtió en una leyenda del turf, en 1925 Pavero le compuso “Leguisamo solo” que cantara Gardel. Incluso caballos dejaron su nombre en letras doradas en la historia de los hipódromos, como el pingo “Yatasto” con sus triunfos en 1951 y 1952.

Hipódromo Argentino de Palermo

Villa María

El Hipódromo de Villa María lleva largos años sosteniendo las carreras de “furia”  y trote con sus 2100 metros de pista. Grandes criadores y jockeys, caballos que ganaron en todas las pistas del país, llevaron a la ciudad a lo más alto. En la antigua Villa María las cuadreras se corrían en el actual Bulevar España, entre Vélez Sarsfield y Rawson, existía el proyecto de crear en el sector un hipódromo, lo que originó la denominación de “Villa Hipódromo”. Algunos bares de la ciudad son o fueron parte de la gente relacionada al hipódromo, como el “Bar Aquino”, lugar elegido por burreros.

Irineo Leguisamo
Gardel y Leguisamo

Por una cabeza

El título del tango hace referencia a la expresión turfística de la distancia por la que ganó el primer caballo al cruzar el disco. La letra de “Por una cabeza” lleva a un paralelo el turf con la vida, a la apuesta por un caballo y el jugarse por una mujer, porque aunque perdiendo y escarmentado, volverá a la pista por todo.

Por una cabeza, de un noble potrillo
que justo en la raya, afloja al llegar
y que al regresar parece decir,
No olvidés, hermano, vos sabés, no hay que jugar.

Por una cabeza, metejón de un día
de aquella coqueta y risueña mujer,
que al jurar sonriendo el amor que está mintiendo
quema en una hoguera todo mi querer.

Por una cabeza
todas las locuras
su boca que besa
borra la tristeza
calma la amargura.
Por una cabeza
si ella me olvida
qué importa perderme
mil veces la vida
para qué vivir.

Cuantos desengaños por una cabeza
yo juré mil veces no vuelvo a insistir
pero si un mirar me hiere al pasar
su boca de fuego otra vez quiero besar.

Basta de carreras se acabó la timba
¡Un final reñido yo no vuelvo a ver!
Pero si algún pingo llega a ser fija el domingo
Yo me juego entero ¡Qué le voy a hacer!

“Por una cabeza”, Carlos Gardel, grabación original

“Por una cabeza”, Carlos Gardel, cine

Al Pacino y Gabrielle Anwar bailan en “Perfume de mujer”

Bailan Jessica Biel y Colin Firth, “Opera Planet”

Facebooktwitterlinkedinmail

1 comentario en ““Por una cabeza” (Le Pera, Gardel)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat