Problemas para alumnos con diabetes: “No se les puede prohibir asistir a clases presenciales”

Marcela Gamero, de ASADD, Asociación de Ayuda y Difusión de la Diabetes Villa María, nos indicó que son varios los padres que les han planteado en la asociación, que por tener hijos con diabetes, muchas escuelas los consideran pacientes de riesgo y no les permitirían el ingreso a diversos establecimientos educativos.

Es así que la Asociación Argentina de Diabetes y la parte de Legales de dicha entidad han tomado cartas en el asunto y han redactado una nota para que cada padre pueda acompañar a su hijo, con certificado médico y la nota misma que han redactado en cuestión para que la presenten en la institución educativa que correspondiere.

COMUNICADO COMITÉ DE LEGALES FEDERACION ARGENTINA DE DIABETES

“Hemos recibido muchos reclamos que por tener diabetes, los alumnos no podían asistir al colegio, de Villa María y en la zona también”, sostuvo Marcela Gamero, quien preside ASADD Villa María, por lo que el tema también se ha instalado en la ciudad y la región.

Que ante la situación de retorno a la presencialidad en el ámbito de la educación se ha emitido una negativa genérica por parte de los establecimientos educativos respecto de la asistencia de niños y jóvenes con diabetes mellitus tipo 1, considerándolos los mismos por las autoridades “población de riesgo”.
Que atento a dicha perspectiva se propone continuar con un formato virtual, lo que desde ya creemos incorrecto encuadrarlos en dichas situaciones, evitando que accedan a una correcta educación en igualdad de condiciones con todos los demás niños de su edad.

Que el ARTÍCULO 6 de la Resolución Nº 387 del CONSEJO FEDERAL DE EDUCACION en concordancia con la Ley de Educación Nacional N° 26.206, los Decretos de Necesidad y Urgencia N° 260/2020, N° 297/2020 y su modificatorios, y N° 67/2021, las Resoluciones del CONSEJO FEDERAL DE EDUCACIÓN N° 364/2020, N° 366/2020, N° 367/2020, N° 368/2020, N° 369/2020, N° 370/2020, N° 371/2020, N° 376/2020, N° 377/2020, N° 379/2020 y N° 386/2020, los Acuerdos en el marco de la Paritaria Nacional Docente de fechas 4 de junio de 2020 y 24 de julio de 2020, reza: “ESTUDIANTES QUE FORMAN PARTE DE GRUPOS DE RIESGO.

Las y los estudiantes que formen parte de alguno de los grupos de riesgo o convivan con personas que forman parte de alguno de los grupos de riesgo establecidos por la autoridad sanitaria, serán eximidos de asistir de manera presencial al establecimiento educativo, debiendo presentar el certificado médico correspondiente y/o acreditar la convivencia según el caso.

Para dichos grupos de estudiantes se brindarán alternativas para asegurar su derecho a la educación y sostener su escolaridad de forma no presencial, contemplando la posibilidad de sostener algunas instancias de intercambio presencial individual bajo los cuidados sanitarios correspondientes.”,
Claramente en el artículo Citado se da el “Derecho” a los padres o representantes del/la menor a elegir NO ASISTIR a clases presenciales pero en ningún momento da derecho a los establecimientos educativos de “PROHIBIR” el ingreso y por ende a una educación en igualdad de condiciones con sus pares.
La educación en Argentina es reconocida como un derecho y el Estado, tanto nacional como provincial, debe asegurar la igualdad, gratuidad, laicidad y el acceso a todos los niveles del sistema educativo en el ejercicio de este derecho para toda la población que vive en el país.
La Ley N° 26.206 regula el ejercicio del derecho de enseñar y aprender consagrado por el artículo 14 de la Constitución Nacional y los Tratados Internacionales incorporados a ella, conforme con las atribuciones conferidas al Honorable Congreso de la Nación en el artículo 75, incisos 17, 18, y 19, y de acuerdo con los principios que allí se establecen y los que esta ley determina.
Asimismo la Ley de Educación Nacional establece en el artículo 3 que la educación es una prioridad nacional y se constituye en política de Estado para construir una sociedad justa, reafirmar la soberanía e identidad nacional, profundizar el ejercicio de la ciudadanía democrática, respetar los derechos humanos y libertades fundamentales y fortalecer el desarrollo económico – social de la Nación.
Existen numerosos informes y trabajos de investigación realizados por varias universidades alrededor del mundo han evidenciado el impacto psicológico negativo provocado por la situación de aislamiento social obligatorio que también impactó en niños y adolescentes con condición diabética. Que en Argentina contamos con dos entidades Científicas de reconocida trayectoria como lo son La Sociedad Argentina de Pediatría y la Sociedad Argentina de Diabetes, quienes emitieron un documento y ambas sociedades coinciden en que con valores glucémicos controlados, las posibilidades de complicaciones por contagio de COVID-19 son exactamente las mismas que cualquier otro niño que no convive con Diabetes Tipo 1 .
Todos los profesionales que SABEN y CONOCEN del tema, afirman que los niños con Diabetes Mellitus pueden asistir con total normalidad a la escuela de manera presencial, cumpliendo todas las normas y protocolos establecidos para la actividad.
Que por lo expuesto este comité apoya el regreso a las clases presenciales, por lo que este al mismo tiempo recomienda a todas las instituciones escolares e insta a las mismas a recabar la información necesaria en cada caso en concreto a los fines de no incurrir en casos de discriminación ante ningún niño o niña con la condición mencionada.

Firman a Continuación los integrantes del Comité de Asuntos Legales de la FAD:
Director
Dr. Christian Hernan Gali
Miembros:
Dr. Fabricio Navarro
Dr. Maximiliano Ortega
Dra. Liliana Voulgaris
Dr. Juan Cejas
Dra. Gabriela Monticelli

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat