¿¡Sabías que 7 días antes de anunciar la Pandemia, ya estaba el DNU por un año!?

Escribe: Miguel Andreis

Algunas informaciones disparan los resortes de las incógnitas. Por ejemplo, esta que observamos más abajo. Un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU 260/2020) del Poder Ejecutivo Nacional, publicado en el Boletín Oficial de la Nación el 12 de marzo de 2020.

Curiosamente en el mismo se lee:

Emergencia Sanitaria

Conoravirus (Covid 19) Disposiciones

Resumen:

“Amplíase la emergencia pública en materia sanitaria, establecida por la Ley N 27.541, en virtud de la Pandemia declarada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), en relación con el Coronavirus (Covid 19), POR EL PLAZO DE UN (1) AÑO, A PARTIR DE LA ENTRADA EN VIGENCIA DEL PRESENTE DECRETO. DISPOSICIONES. FACULTADES DE LA AUTORIDAD SANITARIA. AISLAMIENTO OBLIGATORIO. ACCIONES PREVENTIVAS. SUSPENSIÓN TEMPORARIAS DE VUELOS.”   (textual)

¿¡Se especula con su estiramiento!?

Lo llamativo, es que no se entiende, por qué se nos va estirando el plazo obligatorio de auto aislamiento y otras medidas de prohibiciones, como generando ciertas expectativas de que esto, del encierro, aislamiento, proscripciones, contravenciones… etc, podría o puede terminar mucho más rápido de lo que la sociedad espera.

Una sociedad ya hastiada de pánico y casi paralizada, cuando en realidad, se nos informa del estiramiento de los plazos, como si se tratase de un goteo de expectativas.

¿A qué se le teme?  Las medidas adoptadas por el poder Ejecutivo Nacional, datan del 12 de marzo del 2020 (se puede leer en el Boletín Oficial), y la misma alcanzaría hasta el mismo mes de marzo del próximo año.

¿Por qué no se habló sobre la prolongación de la misma inmediatamente? Aunque se pretenda negar o sumergirse en resquicios políticos- jurídicos, tales estiramientos, suenan más a esconder realidades que a definiciones técnicas.

La cuarentena que fue anunciada por el presidente Alberto Fernández, el 19 de marzo, la primera puesta en escena, se señaló que la misma tendría una prolongación de catorce días. No obstante, 7 días antes, el 12 de marzo, ya se había dictaminado por un DNU, la Emergencia Pública Sanitaria. Vale preguntarse por qué se adelantaron una semana.  

Primero, sin mucha difusión lanzan un decreto por un año, posteriormente, dejan signos de interrogación, si estaban poniendo toda la verdad sobre el paño verde, comienzan a estirar sus decisiones de tiempos y medidas, aplicadas en cada región, por el COE, ejerciendo un protocolo con sus propias particularidades y fechas que se le ocurra.

En las banquinas quedan negocios cerrados, más de un millón de personas que no recuperarán sus fuentes laborales, depresión psicológica, una economía detonada, y el ocultamiento de un país al que no le pueden detener el sangrado….  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat