29 de enero de 2022

[Tiempo Loco] ¡Aleluya! Aguas termales en el sur de Córdoba

Escribe: Ing. Hernán Allasia

Quizás no haya que viajar tanto para disfrutar de las aguas termales. Por allí anda dando vueltas un proyecto para analizar la posibilidad de crear un parque termal en Villa María.

Donde se presentó la iniciativa y se comenzó con la búsqueda de inversores fue en Chazón, donde se lanzó hace cuatro años la propuesta de un complejo termal.  

Fue en 2013 cuando el Instituto Nacional de Geotermia determinó que en la zona de la localidad existen aguas termales a 1.000 metros de profundidad, con temperaturas de entre 39 y 41 grados. En 2018 se necesitaban 3 millones de dólares para la ejecución del ambicioso proyecto que sería el primero en su tipo en la provincia.

Vista aérea del proyecto de parque termal en Chazón.

En funcionamiento

Mientras tanto, a unos 30 kilómetros de Vicuña Mackenna (hacia el Este) se encuentra El Surgente, un lugar donde hace décadas se descubrieron aguas termales. Al sur de la ruta nacional Nº 7, se accede a este sitio luego de transitar 13 kilómetros de tierra, que son hoy el principal impedimento para lograr un mayor desarrollo y expansión del predio turístico.

El chorro de agua que sale del caño es constante y tiene una temperatura de 38 grados. En medio de un espacio desolado y agreste, rodeado de un suelo salitroso, con una vegetación plena de arbustos rústicos, casi de repente el paisaje se transforma en una imagen maravillosa.

El Surgente, cerca de Vicuña Mackenna, un sitio donde surgen aguas termales.

Qué son

Se llaman aguas termales a las aguas que salen del suelo con más de 5 grados que la temperatura superficial. Estas aguas proceden de capas subterráneas de la Tierra que se encuentran a mayor temperatura, las cuales son ricas en diferentes componentes minerales y permiten su utilización terapéutica (hidroterapia) como baños, inhalaciones, irrigaciones, y calefacción.

Por lo general se encuentran a lo largo de líneas de fallas, ya que a lo largo del plano de falla pueden introducirse las aguas subterráneas que se calientan al llegar a cierta profundidad y suben después en forma de vapor (que puede condensarse al llegar a la superficie, formando un géiser) o de agua caliente.

Quizás algún día, se pueda visitar este lugar o algún otro de nuestra región. Quién dice…

Fuente: www.mackennainfo.com/ Foto principal: Cadena 3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat