UCR: críticas a Gill y al Ministerio Público Fiscal

La Unión Cívica Radical Villa María emitió un comunicado tras conocerse la imputación que pesa sobre el secretario de Obras Públicas de la Nación Martín Gill.

El partido no solo criticó el accionar del intendente en uso de licencia respecto de la posible violación de la cuarentena, sino también reprochó la actuación del Ministerio Público Fiscal.

“En forma dubitativa imputa a un funcionario público, mientras no le tiembla el pulso si lo tiene que hacer con otro ciudadano”, remarcó el mensaje.

A continuación, se presenta el texto completo del comunicado:

“Luego de muchas idas y vueltas, se imputó al Intendente en abuso de licencia por violar las medidas impuestas por las autoridades para impedir la propagación de la pandemia. Esto no hace más que confirmar lo obvio, el Secretario de Obras Públicas de la Nación habría usado su cargo para apartarse de todas las reglamentaciones vigentes e incumplir los recaudos que todos estamos cumpliendo hace más de cuatro meses.

Lamentablemente, esto ya no sorprende y suma un episodio más en el derrotero de incumplimientos de quien elegimos intendente. Pero adopta una gravedad inusitada en tanto, no contento con someter a las instituciones municipales a letra muerta, ahora nos defrauda como comunidad y en el esfuerzo que venimos haciendo.

Es importante destacar, que la imputación nada dice, más que un llamamiento a estar a disposición de la justicia y da la posibilidad de defenderse. Se mantiene el estado de inocencia que la constitución garantiza. Pero resulta imposible soslayar la gravedad institucional que esta imputación importa. Nuestro Intendente -en abuso de licencia- y el Secretario de obras Públicas de la Nación está imputado por no seguir las medidas que su propio gobierno nos impuso para cuidarnos a todos.

Y no contento con ello, nos quiso hacer creer que su incumplimiento se sostenía en su actividad oficial. Cuando no fue más que por motivos personales y para mantener reuniones con su propio espacio político.

En momentos donde debemos ser más responsable y estar más unidos en la lucha contra el virus, donde el riesgo está cada vez más latente, y donde la lucha está dejando consecuencias sociales y económicas catastróficas, otra vez, sus actitudes defraudan. Y no hacen más que reforzar la idea que debe dar un paso al costado, devolver la confianza que le hemos depositado, y dejar que los villamarienses, en estas circunstancias tan difíciles, elijamos a quien queremos que guie los designios de la ciudad que está acéfala.

Párrafo aparte merece el actuar del Ministerio Público Fiscal, que en forma dubitativa imputa a un funcionario público, mientras no le tiembla el pulso si lo tiene que hacer con otro ciudadano. Hemos visto, con el transcurrir de la cuarentena, un festival de imputaciones por la violación de las medidas impuestas para impedir la propagación de la pandemia.

Todas esas imputaciones eran a ciudadanos que, en su mayoría, incumplía para poder buscar el sustento de su familia. Pero muy distinto, y no menos sospechoso,  fue el caso cuando la investigación debió centrarse en el funcionario nacional, tal es el caso que se lo investiga por sospecha leve, que claramente no es la que tenemos los villamarienses”.

Facebooktwitterlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat