Vladimir Komarov: esperaba la gloria, pero fue el primero en morir en el espacio

Escribe: Julio A. Benítez – (benitezjulioalberto@gmail.com)

La seguridad para organizar y realizar los viajes espaciales ha sido siempre motivo de mucha atención, evitando cometer errores que pudieren provocar graves accidentes. Sin embargo, existe siempre, la posibilidad de que algo falle y provoque la muerte del piloto, como le ocurrió al primer hombre que viajó al espacio, Vladímir Mijáilovich Komarov.

Vladímir había nacido en Moscú el 15 de mayo de 1927 y su carrera como cosmonauta comenzó en 1960 cuando se iniciaron las misiones Vostok, que fueron las primeras expediciones espaciales soviéticas y del mundo entero, como lo demostraría, luego, Yuri Gagarín en el año 1961.

Komarov tuvo sus primeros contactos con dichas misiones, trabajando como suplente de Pavel Popovich (1) en la Vostok 4, pero sus servicios no fueron necesarios y quedó relegado de las misiones al espacio, cumpliendo tareas en la base de control.

Pero cuando se dispuso el lanzamiento de la nave Voskhod 1, en 1964, Komarov pudo cumplir su sueño de abandonar la Tierra, al ser designado, en su primera misión espacial, como el Comandante Piloto acompañado por otros dos cosmonautas, el ingeniero Konstantin Feoktistou y el doctor Boris Yegorov. Era la única vez en que más de un cosmonauta viajaba en la misma nave.

El objetivo soviético de enviar a 3 hombres en la misma nave, era para tratar de vencer a los estadounidenses que ya estaban preparando el programa GEMINI, logrando Rusia en ser el primero en realizarlo.

Esta misión soviética fue finalmente todo un éxito, que los cosmonautas aprovecharon para hacer investigaciones biomédicas y, sobre todo, cuál debería sería el modo de organización que debía tener un grupo de varios tripulantes en una nueva misión espacial.

La Voskhod 1 volvió a tierra tras 24 horas en el espacio y la comunidad internacional la calificó como un logro muy importante en la carrera espacial.

Pareció que los vuelos espaciales para Komarov iban viento en popa y tenía un gran futuro por delante, tras su éxito en esta misión. Pero por desgracia no fue así y Vladímir ganó su puesto en la historia debido a otra razón muy triste.

Todo comenzó cuando la Unión Soviética decidió, definitivamente, poner en marcha la misión Soyuz 1, que acabaría con la vida del recién recibido cosmonauta Komarov.

Misión peligrosa

Tenía como objetivo probar y planificar el sistema de intercambio de astronautas entre dos naves, es decir la Soyuz 1 despegaría primero y luego la 2 se elevaría y se acoplaría a la 1, para hacer intercambio de tripulantes, una misión experimental, para dominar los principios básicos de cómo se deberían hacer esos intercambios.

Después de muchas discusiones resolvieron que en la nave 1 fuera Komarov y en caso contrario, por alguna causa de fuerza mayor, iría Yuri Gagarín. Vladimir tenía malos presentimientos y estaba asustado, dado que cuatro pruebas anteriores para el mismo caso, pero sin tripulantes, habían fracasado, estrellándose en tierra todas las naves enviadas al espacio. Entonces, con esos antecedentes…  ¿Cuáles fueron las razones para querer enviar a cosmonautas a tan peligroso proyecto?

Según investigadores del tema, los responsables fueron Leonid Brézhnev y el militar Dimitri Ustinov, por razones políticas internas del gobierno ruso, que estaban comprometidos para ganarle a los estadounidenses en tal peligrosa maniobra espacial.

En esos momentos Komarov mostró su desacuerdo con la idea de que lo enviaran tan pronto al espacio para esa prueba. Ustinov, enfadado, le dijo que “si no accedía a pilotear la nave 1 le sacaría las estrellas del pecho y los galones de los hombros”, gritando ‘¡Los cosmonautas no deben ser cobardes!’.

 Teniendo en cuenta estas presiones es fácil imaginarse la falta de comprobación de seguridad con la que partió la Soyuz 1. De hecho, una semana antes del despegue, Komarov dijo, con sentimiento:

-Si no vuelo yo, mandarán a Yuri, que morirá en mi lugar. 

El despegue fue perfecto y entró en órbita con facilidad, pero a partir de allí, todo se complicó. No pudo abrir los paneles solares, que tenían que apoyar enérgicamente a la nave.

Esta gran falla, además de reducir considerablemente las reservas de energía, conllevaba otros grandes problemas, como el de simetría de la nave, desestabilizó a los radares y dificultó el control de la nave.

El final

El piloto intentó hacer cualquier cosa para solucionar los problemas, probó sistema de emergencia, que no dio resultado favorable. Desesperado gritó:

-¡Maldita máquina, nada funciona!

Desde tierra resolvieron enviar a la Soyuz 2, para acoplarla con la 1, pero el tiempo tormentoso atrasó el intento, por lo que ordenaron que volviera a Tierra lo antes posible. Yuri Gagarín (2) le daba instrucciones, mientras todos rogaban para que esto terminara bien, la esposa logró hablar con Vladimir quien se despidió para siempre.  

La batería permitía que la nave pudiera dar dos vueltas más y la maniobra de detenerla comenzó cuando orbitaba del lado nocturno de la tierra, usando un periscopio y con la luna como referencia para orientarse, el cosmonauta logró que la cápsula girara sobre sí misma, para estabilizarla y comenzar el frenado. Pero en ese momento, bruscamente, faltó combustible y el sistema de navegación ordenó que los motores se detuvieran. La situación ya era de vida o muerte.

Desde ese momento la nave volvió a tierra de modo balístico, quiso abrir los paracaídas, todos fallaron, estaban encajados en su compartimiento que ya se había recalentado al ingresar a la atmósfera terrestre… La cápsula se estrelló a 200 k/h. en un lugar de la zona de Oblast de Oremburgo, Rusia, el 24 de abril de 1967.

Komarov tenía 40 años y su cuerpo carbonizado fue sepultado en la Necrópolis del Kremlin, con los grandes personajes rusos, como Lenin y Stalin. En su honor han sido nombrados diversos objetos, tal como el asteroide Nº 1836 y un cráter de la luna.

  • Notas:
  1. Ya, en agosto de 1962, Popovich en una nave y Adrián Nicolayeu en otra, habían viajado al espacio durante 2 días, 22 horas, 59 minutos y habían arrimado sus máquinas hasta una distancia de 6 kilómetros, como una de las pruebas secretas que se estaban realizando para enviar futuras expediciones. Además, Pavel ya había aprendido a manejar a la Soyuz. Fue instructor y Jefe del “Centro de Preparación de Cosmonautas Yuri Gagarín”. Después fue Presidente del “Consejo de Directores del Instituto Ruso de Estudios Aerofotogeodésicos para la Agricultura”.  
  2. Yuri Gagarin murió el 27 de marzo de 1968, en un accidente cuando piloteaba un MIG-15, acompañado por el instructor. Las autoridades rusas fueron remisas en informar cuál había sido el motivo, pero existirían dos posibilidades de acuerdo a trascendidos desde el interior del gobierno.

Hipótesis uno: Que el avión MIG-15 fue sacudido por el aire en movimiento expandido por un jet supersónico que le pasó muy cerca y desacomodó la máquina y el piloto no pudo controlarla y cayó a tierra.

Hipótesis dos: Que Yuri quiso esquivar un globo inflado con aire caliente por eso estaba arriba, y cuando quiso realizar el movimiento de continuar volando, algo falló y el avión se estrelló en tierra.

Fuente: Página Web “Viajes espaciales”

Facebooktwitterlinkedinmail

1 comentario en “Vladimir Komarov: esperaba la gloria, pero fue el primero en morir en el espacio”

  1. Muy interesante información. La competitividad por el podio siempre fue un tema hasta casi exagerado entre Estados Unidos y Rusia ¿seguirá siéndolo en otros, incluyendo a China?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat