Más allá de Accastello: Quiénes serán los concejales, tribunos de Cuentas y auditor General

En términos generales, muy poco cambiará en la estructura de poder del municipio villamariense desde diciembre próximo.

La elección de Eduardo Accastello extiende la hegemonía del peronismo en Villa María a cuatro años más, con lo que cuando finalice su cuarto mandato, se habrá cumplido casi tres décadas en el poder del mismo proyecto político.

Accastello contará con mayoría en el Deliberante y será minoría en el Tribunal de Cuentas.

Un proyecto que, con matices y diferencias internas, permitió la continuidad del peronismo al frente del municipio, superando al radicalismo que ocupó el palacio municipal desde 1983 hasta 1999.

La renovación del resto de las autoridades no representará cambios significativos en la representatividad y el poder de fuego del oficialismo que se aseguró la mayoría en el Concejo Deliberante, un vocal de tres en el Tribunal de Cuentas y el auditor General.

En el Concejo

El intendente ganador se asegura el acompañamiento de siete de los doce concejales para garantizar la gobernabilidad.

En este caso, de no mediar cambios antes de la asunción del 10 de diciembre, los ediles de Hacemos Unidos por Villa María serán: Juan Pablo Inglese, Yaslil Oses, José María Cativelli, María Celeste Curetti, Carlos Ronco, Silvina Irusta y Diego German Olivero.

Algunos de los dirigentes que asumirán en el Concejo.

Juntos por el Cambio contará con cuatro concejales en vez de los cinco de la actualidad: Felipe Botta (proveniente de la UCR); Natalia González (PRO), que repetirá en la banca; Pablo Perret (Frente Cívico) y Evelyn Acevedo (PRO).

Algunos de los candidatos de JxC que llegarán al gobierno municipal.

El restante será Manuel Sosa, de Uniendo Villa María, consolidada como tercera fuerza en la ciudad.

Manu Sosa logró una banca en el Concejo Deliberante.

En el Tribunal de Cuentas

Accastello tendrá mayoría opositora en el Tribunal de Cuentas, situación que ya se dio en otra oportunidad.

El organismo de control contará con tres vocales de distinto signo partidario. Por el lado del oficialismo, estará presente José María Sánchez.

Los restantes serán Virginia Margaría, por Juntos por el Cambio, y Maximiliano Romero, de la fuerza liderada por Sosa.

Auditoría General

El actual secretario de Educación y Cultura, de larga trayectoria como funcionario municipal, Rafael Sachetto, ocupará el sillón principal de la Auditoría General.

Sachetto: del Ejecutivo al cargo de auditor General.

Reemplazará a Eugenia Gancedo, quien quedó en ese lugar tras la renuncia de Alicia Peresutti.

Con este esquema de gobierno, el nuevo “accastellismo” se asegura no sufrir grandes sobresaltos en la gestión.

Al menos, en principio, ya que dentro del bloque oficialista convivirán nombres ligados a distintos sectores dentro del peronismo villamariense.

También podés ver:

La tercera no fue la vencida: Ganó Accastello y asumirá su cuarto mandato como intendente de Villa María
Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *