Mucho más que información

[Música e Historia] Sólo le Pido a Dios, el himno universal de León Gieco

 “Sólo le pido a Dios que lo injusto no me sea indiferente”

Escribe: Leo Muñoz

León Gieco

El nombre verdadero del artista es Raúl Alberto Antonio Gieco, nació en Cañada Rosquín en la provincia de Santa Fe. La conocida anécdota del origen del nombre de “León” relata que conectando incorrectamente un equipo electrónico provocó que se quemaran sus componentes, por lo que un amigo le dijo “¡Sos el rey de las bestias!”, por lo tanto, León, el rey de las bestias.

Sin dudas, su trayectoria en la música lo convierte en una verdadera y magnífica bestia y leyenda del arte, con sus incursiones en diversos géneros musicales y la calidad de sus discos y canciones.

Solo le Pido a Dios

En 1978 el ascenso en la música argentina de León era constante, compone entonces la referida canción, enmarcado en la Dictadura 1976/1983, con amenazas de guerra con Chile, el exilio de artistas.

En su pueblo natal y con la cercanía de su padre escribe este verdadero himno que mundialmente lo haría famoso, iniciando con la búsqueda de melodías con su guitarra y armónica.

Grandes. León, la Negra Sosa y Víctor Heredia.

En el disco “4° LP” graba el tema y llega al público en 1978, Charly García le aconsejó incluirlo en el mismo.

Canción Universal

Es enorme la lista de artistas y grupos que interpretaron “Sólo le pido a Dios”, llevada al escenario una y otra vez por Gieco en giras nacionales e internacionales.

En mayo del año pasado en el cierre del Congreso del Instituto de Diálogo Interreligioso que se realizó en Roma, Gieco cantó la emblemática canción para el Papa Francisco, el rabino Daniel Goldman y el representante musulmán Omar Abboud.

En el Jubileo del año 2000 Luciano Pereyra ya la había cantado ante el entonces Papa Juan Pablo II, durante la XV Jornada Mundial de la Juventud.

Artistas de la talla de Mercedes Sosa, Estela Raval, Bruce Springsteen, Víctor Heredia, Joan Manuel Serrat, U2, entre muchos, presentaron sus versiones de esta obra.

Sólo le Pido a Dios (León Gieco)

Solo le pido a Dios
Que el dolor no me sea indiferente
Que la reseca muerte no me encuentre
Vacía y sola sin haber hecho lo suficiente

Solo le pido a Dios
Que lo injusto no me sea indiferente
Que no me abofeteen la otra mejilla
Después que una garra me arañó esta suerte

Solo le pido a Dios
Que la guerra no me sea indiferente
Es un monstruo grande y pisa fuerte
Toda la pobre inocencia de la gente
Es un monstruo grande y pisa fuerte
Toda la pobre inocencia de la gente

Solo le pido a Dios
Que el engaño no me sea indiferente
Si un traidor puede más que unos cuantos
Que esos cuantos no lo olviden fácilmente

Solo le pido a Dios
Que el futuro no me sea indiferente
Desahuciado está el que tiene que marchar
A vivir una cultura diferente

Solo le pido a Dios
Que la guerra no me sea indiferente
Es un monstruo grande y pisa fuerte
Toda la pobre inocencia de la gente
Es un monstruo grande y pisa fuerte
Toda la pobre inocencia de la gente

Es un monstruo grande y pisa fuerte
Toda la pobre inocencia de la gente

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *