Salario mínimo: más pobres que en Haití

Escribe: Julio César Nieto

Tras la particular marcha del último 17 de octubre por el “Día de la Lealtad Peronista”, el Consejo Nacional del Salario y el Ministerio de Trabajo de la Nación oficializaron un nuevo aumento del Salario Mínimo Vital y Móvil (SMVM) en un 28%.

El SMVM actualmente en $16.875 mensuales llegará en marzo del 2021, en tres tramos, a los $21.600.

La noticia, desapercibida, porque no compensa la Canasta Básica Oficial ($41.994.- para no ser pobre) ni a la creciente inflación (hoy en el 36% interanual con proyección al 40/45% hacia fin de año) es el paño frío que el Gobierno ofreció en un contexto sin paritarias, con la economía estancada y con un IFE 4 momentáneamente suspendido.

Para peor, la escalada del dólar, lo empeoró todo.

Días atrás, un trabajo publicado por la Fundación Libertad y Progreso, arrojó un dato más que alarmante. Con la escalada del dólar libre a su récord de $180, el salario mínimo argentino pasó a equivaler a USD 101,04, debajo del nivel que alcanza, por ejemplo, Haití (USD 104), uno de los países con peores indicadores económicos y sociales del mundo.

En el informe, la economista de Libertad & Progreso, Natalia Motyl, señaló que “Desde el 2010 el salario de la Argentina cayó más del 40%, tomando el tipo de cambio oficial, superado por Venezuela que cayó un 100%. En 2010 el salario mínimo medido en dólares era de USD 439, hoy es de USD 203 en nuestro país, medido a tipo de cambio oficial”.

“Es más, comparando con diciembre del año pasado, el salario en dólares cayó en un 24%; de esta forma la Argentina cayó dos lugares en el ranking de salarios, pasando del 6° lugar al 8° lugar en lo que va del año”, añadió.

“No obstante, para la Argentina la situación es aún más alarmante si tomamos el tipo de cambio paralelo. El salario mínimo es de USD 101, por debajo de los USD 180 del año pasado, resultado de la fuerte devaluación de este año. En tal caso, se encontraría anteúltimo con los salarios más bajos de la región. Es más, Haití superó a nuestro país ya que este tiene un salario mínimo de 104 dólares. El salario mínimo desde 2010 cayó, tomando el blue, en un 77%. Siendo una de las regiones, luego de Venezuela, que más cayeron de la región”, agregó Motyl.

Lo que está claro, es que con este aumento no hay recomposición real del SMVM. Así lo demuestra, otro trabajo, como, es la de la Consultora Invecq:

En la gráfica, Esteban Domecq (Invecq), explica que “En el mejor de los casos (si no acelera la inflación) seguirá 22% abajo de lo que estaba a fines del 2019“.

Al margen de la pandemia, durante la campaña, previo a las PASO del 2019, el actual presidente, había prometido una recomposición del 20% para jubilados y trabajadores.

El vox populi “No hay persona más mentirosa que político en campaña” vuelve una vez más aplicar en el peor contexto socioeconómico del país.

Facebooktwitterlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat