[El Deschave] Isla Maciel: Cura enculado por el triunfo de Milei …

Escribe: Miguel Andreis

La emblemática Isla Maciel -que si bien no es una isla-, lindera con Avellaneda y La Boca, desde siempre fue uno de los grandes e inexpugnables bastiones peronistas.

Allí, estuvo por no poco tiempo el padre Francisco Oliveira con un comedor, que en los últimos tiempos el arzobispado que cubre dicho espacio le habría enviado otro religioso como para contrarrestar no pocos dislates del nombrado.

Ocurre que Oliveira, como tantos otros de sotanas, además de autoproclamarse como religiosos progresistas, no son otra cosa que militantes kirchneristas con carta libre en el manejo de los fondos y, además, el decir y hacer lo que le plazca.

Por estas horas el revolucionario de mirada sesgada, que tiene un comedor para los desposeídos en esa barriada se le fue la mano o, en todo caso el discurso.

Esto pasó luego de conocerse los resultados del domingo, cuando Milei fue ganador casi por paliza en todo el país. Curiosamente sin comedores y menos aún estructuras.

Oliveira que semanas atrás se había sincerado en una entrevista sobre el crecimiento de los concurrentes en la búsqueda de un plato de comida, diciendo que los asistentes habían crecido enormemente “porque la pobreza no deja de incrementarse”.

El “Libertario” sacó una buena cantidad de sufragios, lo que enloqueció a Francisco Oliveira

En La Maciel triunfó Massa, sin embargo, el “Libertario” sacó una buena cantidad de sufragios, lo que enloqueció a Francisco Oliveira, a punto tal que no apeló a eufemismos al referirse a los votantes mileistas: “Ni se les ocurra, por ningún caso venir en busca de servicio alguno –léase comida”, agregando que “la gente tiene que ser coherente, si votaste a Milei, acá no te damos nada. No te damos de comer, no te damos ropa…” (tal lo que le expuso en el programa radial a Eduardo Feinmann).

Luego de una pregunta del conductor, el hombre de sotana, muy alejado de las principales premisas cristianas, quiso defenderse aduciendo que “solo pedimos coherencia, no carné de afiliación…”.

Que las autoridades eclesiásticas se queden en silencio, no habla bien de las mismas.

Por otra parte, quiso justificar sus dichos aduciendo que seguramente ahora –por lo que vendrá después del 10 de diciembre- ya no recibirán más fondos. Definición que fue desmentido por el reciente electo Presidente.

Además, Oliveira no es el único. Son miles y están en todos lados. Cuesta entender que, en el nombre de los marginados, de los desposeídos, de los olvidados haya sacerdotes que se autoperciben representantes de los mismos, y que actúen de tal manera. Con un fanatismo de los peores y exacerbaciones delirantes, así se han movido por décadas.

Eso es lo que tanto critican: fascismo- fanatismos, por más que lo quieran adjetivar de cualquier manera.

También podés ver:

[El Deschave] Javier Milei, nuevo presidente: El peronismo perdió el gobierno, ¿y el poder?
Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *