[Música e Historia] «Viejos camaradas», la marcha militar alemana y su curiosa relación con la de «San Lorenzo»

“Seamos viejos camaradas”

Escribe: Leo Muñoz

Alte Kameraden

Carl Teike escribió numerosas marchas militares y otras obras, como músico se alistó en el ejército prusiano, en 1889 escribió la que sería su obra más famosa, “Alte Kameraden” (Viejos Camaradas), sin embargo, el maestro de banda desaprobó la creación y Teike abandonó el regimiento.

Vendió después la marcha por veinte marcos de oro alemanes y ¡un ganso! Al paso del tiempo la marcha se convirtió en una de las más famosas del mundo militar. Se toca en la jura de bandera de muchos países, también en universidades y en academias militares, caso de West Point (EEUU).

En el Centenario

Durante los festejos del Centenario de la Revolución de Mayo, el ejército alemán entregó como obsequio la autorización de tocar “Alte kameraden” a su par argentino, como retribución el Ejército Argentino respondió con la marcha “San Lorenzo”. Es así que, en la ocupación de París por los germanos en 1940 durante la Segunda Guerra Mundial, las fuerzas del Tercer Reich desfilaron con “San Lorenzo”.

En ocasión de la visita del entonces presidente francés Charles De Gaulle a nuestro país en 1964, se interpretó “San Lorenzo”, protocolarmente resultó en momento poco feliz, ya que provocó la incomodidad del visitante galo, héroe nacional de la Segunda Guerra Mundial.

Interpretaciones

Bandas militares y de la policía de la República interpretan o han grabado “Alte Kameraden”, en reciprocidad otro tanto ocurre con San Lorenzo en Alemania. La popularidad de la misma la llevó a variadas presentaciones.

En 2009 el conocido André Rieu logró una gran interpretación con la participación de más de 500 instrumentistas de viento. Esta obra musical logró una universalidad que está mucho más allá de algunos estrechos conceptos que pretenden relacionarla únicamente con el nazismo, la sola fecha de su creación demuestra el error, 1889 es el año del nacimiento de Adolf Hitler.

“Alte Kameraden” (Carl Teike)

Viejos camaradas, marchando a través de esta nación

mantenemos una firme y leal amistad

aún bajo necesidad o el peligro

siempre… manteniéndonos juntos

El ataque pasa, en rápida sucesión

gloria y honor, para darnos victoria…

vamos, camaradas…fusil recién cargado

esta es nuestra canción de marcha.

Después de batalla, el regimiento

en el distrito, a la próxima casa de la aldea

y las muchachas cortejemos…

las chicas y la hija del dueño.

Riendo y bromeando, bromeando y riendo… hoy es hoy

mañana, el regimiento entero… sabes, cuán lejos estará

decir adiós, camarada, es la vida del guerrero…

así que, toma tu copa y di «salud».

El vino viejo da fuerza y coraje

es, en lo que descansa, la verdadera alma

y este viejo corazón permanece joven

y con poderosos recuerdos.

Ya sea en alegría, ya sea en necesidad

nos mantendremos fieles… hasta la muerte…

«dame una» y bebamos…

seamos viejos camaradas.

Aunque somos viejos, el corazón permanece joven,

Nos deleitamos en la memoria

Vacíe la taza y llena de nuevo

Y seamos viejos camaradas.

También podés ver:

Marcha San Lorenzo: “El clarín estridente sonó…” (Video)
Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *