Mucho más que información

[Opinión] El periodismo en argentina, el tábano que irrita al Poder

“Una prensa libre puede ser buena o mala, pero sin libertad, la prensa nunca será otra cosa que mala” (Albert Camus)

Escribe: Cristina Pablos

El 3 de mayo es el Día Mundial de la Libertad de Prensa, pilar fundamental de la democracia.

En su artículo “La libertad de escribir”, del 21 de junio de 1810, Mariano Moreno resaltaba la necesidad de evitar restricciones al discurso para permitir el desarrollo de un pensamiento libre y evitar el error, la mentira, la preocupación, el fanatismo y el embrutecimiento.

El “amarillismo” se trata del estilo que tienen aquellos periodistas que apuestan al sensacionalismo, es decir, que intentan generar sensaciones o emociones con el material presentado.

El primer periódico argentino data de 1801, el Telégrafo Mercantil. A Mariano Moreno se lo considera el primer periodista, fundador de La Gazeta de Bs. As. el 7 de junio de 1810. Este día fue declarado, en su honor, como el Día del Periodista durante el Primer Congreso Nacional de Periodismo, en Córdoba, en 1938.

El periodismo puede definirse como la actividad profesional de obtener, recopilar, analizar, crear, tratar, presentar y distribuir noticias e informaciones. Además de informar sobre noticias y asuntos relevantes, los medios de comunicación también cubren eventos culturales, deportivos, sociales que pueden ser de interés para la sociedad.

Hay periodismo de información solamente o de investigación y de opinión. Uno de los principales roles del periodismo es contribuir a la formación de la opinión pública, no imponiendo.

Uno de los principales roles del periodismo es contribuir a la formación de la opinión pública, no imponiendo

También puede dar voz a diferentes perspectivas y puntos de vista, lo que permite una discusión y un debate informado en la sociedad.  Es, además, un aliado virtual de la memoria colectiva.

A través de la cobertura de temas y asuntos que afectan a una minoría puede contribuir a su inclusión. El periodismo tiene un rol importante en el control del Poder al denunciar las irregularidades y abusos cometidos por gobiernos, empresas u otras instituciones.

Según el periodista Daniel Santoro “el periodismo es el perro guardián de la democracia” (hablando siempre de periodismo independiente, no militante).

La agresión verbal, física, las amenazas, el acoso jurídico o de la AFIP son los riesgos más frecuentes que los periodistas asumen y que, en algunos casos llegan hasta la muerte, como en el de José Luis Cabezas.

El periodista honesto puede informar u opinar sin faltar a la verdad. Normalmente la opinión del periodista es crítica convirtiéndose en ciertos casos en una profesión de riesgo, como ya mencionamos.

El periodismo independiente enfrenta enormes desafíos. El Juez de la Corte, Lorenzetti, opina que “el periodista debe ser como el tábano sobre el lomo del animal”.

Generalmente es un tábano que irrita al Poder.

También podés ver:

 [Opinión] Milei, gobernar sobre prueba y error en el país equivocado
Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *