[Opinión] Milei, gobernar sobre prueba y error en el país equivocado

La revista Time incluyó a Milei entre los 100 líderes mundiales, pero… nadie es profeta en su tierra. En la Argentina, país que gobierna, lo hace con tintes de improvisación y hasta con cierta ingenuidad.

Escribe: Cristina Pablos

Si bien la macroeconomía le está dando bien, en la micro, la de todos los días, el pueblo ya no aguanta más el ajuste.

Está gobernando sobre prueba y error: intenta con una medida para luego dar marcha atrás. Tiene una parte de la oposición responsable que quiere ayudarlo, pero no se deja mientras se le rebela la propia tropa y algunos terminan hospitalizados.

Quiso quitar de un plumazo el rol regulador del Estado y así le fue: tuvo que dar marcha atrás y hacer retroceder a las prepagas a la cuota de diciembre.

En el Congreso pasó otro tanto: con un, casi seguro, acuerdo para que le nombraran los embajadores propuestos, los “honorables” senadores se votaron a mano alzada, en 52 segundos (aunque alguno la levantó tímidamente) un aumento descomunal sin que ninguno de los que votó en contra tuviera… “lo que hay que tener” para dejar sentada en acta su disconformidad.

Se dieron un aumento del 136% y se asignaron un aguinaldo que no cobraban. Es decir, el sueldo bruto de un senador pasó de $ 1.500.000 a $ 7.200.000 en segundos, de bolsillo unos $6 millones. Es decir, 30 veces más que un médico jubilado o un jubilado cualquiera de la mínima.

El Senado tiene 5.018 empleados, con esos sueldos, para 72 senadores. Más que a mano alzada fue un cachetazo en la cara, con la mano bien abierta, a la gente que come solo una vez al día.

Además de la falta de empatía y oportunidad, fue una actitud despreciable, repudiable y repugnante. ¡Cómo no va a tener la población el 85% de imagen negativa de los políticos y el 65% del Congreso!

Según el senador de la UCR Martín Lousteau, un senador no puede ganar menos que un cajero de un banco ¿por qué? Si bien la responsabilidad de un senador es muy grande no lo es menos la de un cajero que trabaja TODOS los días contra unos pocos al año que trabajan los senadores.

El presidente no se da cuenta de que está gobernando Argentina, la cuna del arribismo, del ventajita, de la viveza criolla, del sálvese quien pueda

Pero si queremos ser justos los que mejor deberían ganar, sin discusión alguna, deberían ser los que están en la base de la pirámide: los docentes.

Sin docentes NO existirían ninguna de las otras profesiones u oficios. Por eso me parece que el presidente se equivoca cuando quiere quitar los fondos a las universidades, a la ciencia, etc.

Yo, personalmente, preferiría que tratara de que los claustros no fueran unidades básicas K.

El hecho de que Milei haya logrado ordenar la macro me parece una victoria a lo Pirro, dejó muchos desprotegidos -en todo sentido- en el camino.

Algunos inescrupulosos se aprovecharon de las desregulaciones en los precios y lo pagaron las clases media y baja.

El presidente no se da cuenta de que está gobernando Argentina, la cuna del arribismo, del ventajita, de la viveza criolla, del sálvese quien pueda.

Me da la impresión de que Milei está gobernando el país equivocado.

También podés ver:

[Opinión] Argentina y su sistema judicial: Injusticias, deficiencias y lentitud
Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *