Radiografía de la pobreza en Villa María: Hasta los 30 años hay más varones pobres, luego, son más las mujeres

Uno de cada cuatro villamarienses es pobre según los datos más recientes del Centro Estadístico Municipal. Los datos correspondientes al segundo semestre de 2022 indican un 26,6% de personas pobres, de las cuales, el 4,2% son indigentes. En esta nota, presentamos algunos detalles de este flagelo en la ciudad.

Con algunos vaivenes entre las mediciones, lo cierto es que la pobreza se mantiene. Incluso, aumenta. En el segundo semestre del año pasado, el relevamiento oficial del municipio villamariense a cargo del Centro Estadístico estimó que existía un 26,6% de personas pobres, 5,5 puntos porcentuales más que en el periodo anterior.

La indigencia, que representó el 4,2% de ese total de pobres, ascendió de manera leve, 0,3 puntos porcentuales.

Estas estimaciones resultan comparables con los mismos indicadores que publica el INDEC para los aglomerados del país. En este sentido, los resultados le dan mejor a Villa María en comparación con el valor en el país en general (39,2%) y en otros distritos, como el Gran Córdoba (39,5%) y Río Cuarto (37,5%).

Pero eso, más allá de ser un motivo de satisfacción, debería actuar como una plataforma de impulso para desarrollar políticas y estrategias para reducir la cantidad de habitantes que viven sumidos en la pobreza desde siempre y de quienes cayeron en las garras de este flagelo en los últimos años.

Acceso a salud y educación

El Centro Estadístico también calcula los indicadores para conocer cómo es la población que se encuentra bajo la línea de pobreza.


En el plano sociodemográfico, se destaca que dentro de la población pobre hay más varones que mujeres, con 1,92 puntos porcentuales de de diferencia.

En salud, se observa que el 57,62% de las personas pobres tiene cobertura de salud, mientras que un 42,38 % se encuentra sin cobertura.


En materia de educación, aparecen tres indicadores destacados: asistencia general a una institución educativa, asistencia de jóvenes entre 15 a 18 años y el máximo nivel educativo logrado.

Así, las mediciones dan como resultado que el 43% de los villamarienses pobres asiste a un establecimiento educativo, mientras que quienes tienen entre 15 y 18 años registran un 95,49% de asistencia. 

En tanto, el máximo nivel educativo alcanzado es el secundario incompleto con un 33,03%. Le sigue, el primario incompleto (17,22%), secundario completo (10,69%), superior o universitario incompleto (9,38%) y primario completo (9,27%).

Hogares: tamaño y acceso a servicios

En cuanto al acceso de hogares pobres a servicios públicos, casi la totalidad dispone de electricidad, agua corriente y cloacas. El servicio más resentido es el gas natural, que alcanza al 66,84%.

Por el lado de los servicios tecnológicos, el 98% tiene celular, el 87% internet, el 86% calefacción y el 40% a aire acondicionado.

Respecto de la cantidad de personas que habitan un hogar bajo la línea de pobreza, el 61,31% tiene entre 2 y 4 personas; el 33,38%, más de 5 personas; y sólo el 5,32% son unipersonales.

El Centro Estadístico también efectúa una medición bidimensional de la pobreza, tomando en cuenta los ingresos económicos y las necesidades básicas insatisfechas, como la falta de acceso a bienes y servicios esenciales para una vida digna y plena (agua potable, saneamiento adecuado, luz, etc.).

En este sentido, el 12,41% de los hogares presenta pobreza crónica, es decir, se encuentran bajo la línea de pobreza y tienen al menos una necesidad básica insatisfecha respecto al total de hogares.

El resto, son hogares con pobreza reciente, es decir se hallan bajo la línea de pobreza y no tienen necesidades básicas insatisfechas respecto al total de hogares.

Según sexo y edad

Los indicadores sobre las personas bajo la línea de pobreza de nuestra ciudad por sexo según el grupo etario al que pertenecen, revelan que hay más varones pobres hasta los 29 años que mujeres en la misma condición, mientras que a partir de los 30 años son más las mujeres pobres que los varones.

Los rangos etarios son: 0 a 14 años, 15 a 29 años, 30 a 64 años y 65 años o más.

En el primer grupo, los hombres suman el 34%, mientras que las mujeres, el 29%.

En el segundo, los varones aventajan también por unos cinco puntos porcentuales a las mujeres.

Desde el tercer rango, las cosas cambian. Las mujeres suman el 43% contra el 37% de los varones.

Entre las personas mayores de 65 años, las mujeres casi duplican a la cantidad de hombres pobres: 8,5% contra 4,87%.

Resta mucho por hacer.

También podés ver:

La pobreza y el desempleo llegan a triplicarse en algunos barrios de Villa María
Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *