[El Deschave] Javier Milei presidente: Que el optimismo no nos enceguezca 

Escribe: Miguel Andreis

Lo que parecía tan lejano, como lo es el cambio de Presidente, llegó. El clima en la sociedad, al menos en casi un 80% -tal dicen los estudiosos en la materia- es de notorias expectativas favorables.

Hubiese sido muy difícil pronosticar o inferir algo parecido no más de cuatro meses atrás. Hoy, hasta quienes no lo votaron, se muestran optimistas. Esperanzados. Lo emocional prima. Lo racional ha quedado postergado. La ilusión se dimensiona y aún quienes no tenían (o teníamos) la mínima confianza en el hombre de la “motosierra”, la realidad de las opciones, hasta el momento, se nos cayó encima.

Desde una perspectiva se observa parte de una franja cuantitativamente importante que festeja el final de los deplorables y funestos mandatos del Kirchnerismo. Milei es quien recibe las consideraciones y aplausos.

Hasta el momento la “esperanza”, que nunca es vana, decía Borges, es más fuerte que el más brillante y certero de los análisis. Por el momento lo racional queda en el banco de suplentes. 

Claro, sería necesario repasar la historia que nos envuelve para darnos cuenta de que la palabra esperanza, repetida una y mil veces, no sabe de conjugaciones de tiempos en su verbo, pero sí de consecuencias.

Ese 80% de la sociedad que aludimos, como quizás nunca antes, desde el 83 a la fecha, se exhibe tan convencida esperando que ese alguien, comience una nueva etapa apenas le crucen la banda presidencial.

No se observa en los anales de nuestra patria una destrucción, en todos los órdenes y dejando tierra arrasada como la que transitamos actualmente. Sin embargo, prevalece el optimismo. En buena hora.

Algunos aseguran que estamos, desde el domingo 10 a las 12 hs, (situación que los astrólogos, por el horario, consideran inoportuna y peligrosa,) frente a un punto de inflexión. De cambios radicales y profundos. Del nacimiento de un nuevo país. formidable si así fuese.

Los argentinos permanecemos bajo un hastío y aversión hacia quienes deberán irse, que tampoco registra precedentes.

Se retiran o se agazapan pensando en volver a poder…

Es imposible dejar de preguntarse después de tanto daño que hicieron los anteriores gobiernos, incluido el de Macri, ¿los que se retiran, supondrán que solamente serán unas vacaciones? ¿O están convencidos de que el pueblo peronista los volverá a solicitar en no demasiado tiempo?   

No habrá ningún tiempo de espera para Milei. Lo dicen los mismos referentes de la oposición. Léase CGT, movimientos sociales y estructura que hace décadas están enquistadas en la zona de confort donde se manejan los millonarios papeles verdes.

Mucho dependerá, algo que no se puede pasar por alto, de la reacción que exprese la sociedad en defensa del sistema constitucional, del flamante gobierno y las fuerzas de control, policía en cualquiera de los órdenes, que vienen durmiendo una interminable siesta, se ajusten a la Justicia.

¿Aplicarán las leyes como promete Bullrich? “Dentro de la Ley todo, fuera de la Ley nada”. Que la espera no nos lleve a desesperar.

Grande el manotazo

Las fuentes oficiales dan cuenta que se retocarían/ borrarían/ reformularían unas 3800 leyes. Demasiados involucrados para creer que todo nos será gratis.

Milei por el momento lleva ganada la batalla que el hombre común añora para su patria. Depende de la reacción que el pueblo se atreva a tomar, si es que la oposición lo quiere sumar al club de los helicópteros.

A no olvidar que una pequeña parte espera agazapada. Sin embargo, puede decirse que son menos en números, pero muchos más en la carencia de escrúpulos para vivir en una democracia.

De ahora en más, Milei no solo depende de él y su gente, sino de hombres y mujeres dispuestos a no regalar más corrupción e impunidad.

También podés ver:

¿Motosierra en la obra pública? Cuáles son las obras por $52 mil millones que se paralizarían en Villa María
Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *