[La columna de Noelia Benedetto] Educación sexual Integral, la ley de dudosa y escasa implementación

Escribe: Lic. Noelia Benedetto (Psicóloga y sexóloga)

Parece chiste, pero es anécdota, una Ley nacional cumplió 17 años y es de dudosa y escasa implementación.

La Ley 26.150 de Educación sexual Integral (ESI) establece esos contenidos como obligatorios en todos los niveles educativos, tanto en instituciones públicas como privadas.

La ESI es fundamental para el desarrollo de herramientas y acompañamiento en relación a la sexualidad, el género y la identificación de situaciones de violencia.

La ESI todavía tiene la capacidad de generar temores en algunos adultos y autoridades escolares, o confusiones respecto de asociarla directa y unívocamente a “hablar de sexo”, o que va contribuir a estimular la sexualidad de los y las estudiantes de manera de promover relaciones sexuales «prematuras».

Según estudios, a mayor información científica, actualizada, en lenguaje claro, más tardíamente se inician las relaciones sexuales y en mejores condiciones

Según estudios, a mayor información científica, actualizada, en lenguaje claro, más tardíamente se inician las relaciones sexuales y en mejores condiciones.

La ESI no es ni un taller o una charlita al año; ESI es una mirada, una perspectiva que se asume, y sirve para encarar todas las prácticas educativas.

Falta, falta mucho… Pero si los gobiernos siguen considerando que es parte de una ideología o adoctrinamiento va a faltar aún más.

Lamentablemente, el silencio o el borramiento de las currículas también es una forma de educación sexual.

También podés ver:

[La Columna de Noelia Benedetto] Hay que «desgenitalizar» la sexualidad

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *